Las primeras dosis de vacunas contra COVID-19 administradas en el mundo se concentran en apenas diez países, que representan el 60% del Producto Interno Bruto global, dijo el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, ante el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU), reunido en teleconferencia.

Fuente: Sputnik noticias
“Los datos que ha dado a conocer del director ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud [OMS], [Tedros Adhanom Ghebreyesus], son alarmantes: tres cuartas partes de las primeras dosis de vacunas administradas en el mundo se concentran en apenas diez países, que representan el 60% del Producto Interno Bruto global”, dijo el canciller de México, país que ocupa este año el asiento no permanente del grupo latinoamericano y caribeño en el máximo organismo de la ONU.
En su mensaje difundido por la Cancillería indicó que “se estima conservadoramente que hay más de 100 países en los que no se ha aplicado siquiera una dosis, o alguna solamente de carácter simbólico”.

El diplomático agregó que en el mundo hay muchos países afectados por este proceso y lo que ocurre actualmente “abre una enorme brecha” entre ese grupo de diez países mencionados y “el grueso de la comunidad internacional, que no tiene acceso suficiente a las vacunas”.

Ebrard señaló que “no es justo ni aceptable lo que ocurre”, y añadió que “nunca habíamos visto una división tan profunda que afectase a tantos en tan poco tiempo”.
Urgió además a actuar “para revertir la injusticia que se está cometiendo, porque de ello depende la seguridad de toda la humanidad”.
Recordó que el país latinoamericano ha señalado que la única forma de enfrentar la pandemia es “a través de la cooperación y el multilateralismo”.

En nombre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), cuya presidencia pro tempore ejerce México, el canciller exhortó a hacer realidad la resolución 74-274 de la asamblea general de la ONU.
Ese documento, inicialmente promovido por México, “hace un llamado a fortalecer las cadenas de suministros, para garantizar acceso universal, justo, equitativo, oportuno a las vacunas para enfrentar a pandemia por COVID-19”, reseñó.

Acerca del mecanismo multilateral COVAX de la OMS para la administración de vacunas comentó que “es una iniciativa fundamental innovadora y extraordinaria”.
Sin embargo, lamentó que ese mecanismo “ha resultado insuficiente hasta ahora, y que el escenario que queríamos evitar desgraciadamente se está confirmado”.
Hasta la fecha, “no se han distribuido vacunas vía este instrumento multilateral”, dijo el jefe de la diplomacia mexicana.
En ese sentido, instó a “evitar el acaparamiento de vacunas, acelerar las primeras etapas de las entregas de Covax, y privilegiar la distribución a países de menores recursos”.
Incluso mencionó que algunos estudios señalas que “estos países no tendrán acceso generalizado hasta la mitad de 2023 si se mantiene la actual tendencia”.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, también dijo este 17 de febrero que más de 130 países no han recibido una sola dosis de las vacunas contra el COVID-19, y que el 75% de las inmunizaciones aplicadas hasta la fecha se ha concentrado en naciones desarrolladas.