*Gracias a la contribución del INAH, nuestro país cuenta con importantes museos, zonas arqueológicas y monumentos históricos de relevancia internacional.

Foto: Especial

  • La drástica disminución de recursos significaría un duro golpe a las actividades sustantivas del instituto.
  • A través una misiva dirigida al presidente López Obrador, los investigadores defienden al INAH y exponen las razones principales para evitar el recorte de su presupuesto.
  • El Sindicato de Académicos del INAH busca evitar el recorte para garantizar que la investigación científica y tecnológica permanezca en el centro del desarrollo social, económico y cultural de la nación.
  • Con el recorte del 75 %, sólo hay 15 millones de pesos disponibles para la investigación, con lo cual dificulta su operatividad y le despoja de su razón de ser, de su objeto social que es la investigación, conservación, protección y difusión de los monumentos y la solución a problemas sociales del país.

Periodistas Unidos. Ciudad de México. 17 de junio de 2020.- La comunidad académica del Instituto Nacional de Antropología e Historia, externó su preocupación ante el recorte presupuestal del 75 % en gastos de operación y servicios generales ordenado en el Decreto Presidencial del 23 de abril del año en curso. Esto al tratarse de una acción que pone al INAH al borde de la parálisis e incumplimiento de su objeto social y la razón de su existencia.

Debido a que los directivos del sector no han afrontado la problemática solicitando la no aplicación  del  recorte  presupuestal  al  Instituto  Nacional  de  Antropología  e  Historia, los investigadores salen a la defensa de la institución,  para exponer cuatro razones por las que el INAH debe ser exentado del recorte presupuestal:

  1. El INAH efectúa investigaciones científicas en las disciplinas antropológicas, históricas y paleontológicas, de índole teórica o aplicadas a las solución de problemas de las población del país y participa activamente en la conservación y uso social del patrimonio respectivo. Sus investigaciones aportan soluciones reales a problemáticas de la sociedad.
  2. El INAH maneja 194 zonas arqueológicas, algunas de ellas consideradas como patrimonio mundial, además de 162 museos, y  515 monumentos históricos que han posicionado a México entre los destinos culturales ás destacados del mundo. De esa manera, el trabajo que realiza el INAH se transforma en una gran aportación económica a la llamada industria sin chimeneas que, en conjunto, para el año 2018 aportó el 8.7% del PIB, es decir 1,221 billones de pesos, de los cuales el Instituto sólo recibió para el 2019, 3,900 millones de pesos.
  3. El INAH lleva a cabo peritajes para la resolución de ligios sobre diversa índole, como disputas territoriales, juicios penales, de violencia de género, discriminación, así como rescates y salvamentos arqueológicos que deben realizarse antes de la ejecución de las obras públicas e incluso privadas, con objeto de prever y brindar soluciones a posible afectaciones a poblaciones, monumentos y evidencias científicas arqueológicas y paleontológicas.
  4. El INAH tiene tres escuelas reconocidas internacionalmente, dedicadas a la formación de científicos especialistas en diferentes ramas de la antropología, la historia, conservación museografía, mismas que operan precariamente porque no cuentan con instalaciones e infraestructura adecuada. Las escuelas dependen en gran medida de profesores que perciben sueldos precarios; la prohibición para contratar nuevo personal eventual, los dejará sin empleo por lo que resta del año.

Debido a lo anterior, el Sindicato de Investigadores y docentes solicitó que el INAH sea reconocido por la SHCP como una institución de investigación científica básica y aplicada y, en consecuencia, que reciba el mismo trato que se le dio al Conacyt para no afectar su presupuesto.

Gracias a la contribución del INAH, nuestro país cuenta con importantes museos, zonas arqueológicas y monumentos históricos de relevancia internacional. Sin embargo, al no contar con un presupuesto adecuado, es imposible conservarlos apropiadamente y continuar su investigación, protección y divulgación.

De igual manera, el Sindicato Nacional de Profesores de Investigación Científicas y Docencia del INAH (SNPICD-INAH) es solidario y lleva a cabo acciones en apoyo a poblaciones vulnerables afectadas por la crisis del COVID19 en comunidades Seris en Sonora, la montaña chica de Guerrero y la maya del municipio de Tahdziú, Yucatán.