*No estoy seguro de si el crimen aumentaría si todo el departamento de policía municipal de Acapulco desapareciera”, dijo Salgado a The Washington Post.

Quadratín Guerrero

Acapulco, Gro., 25 de agosto de 2017.- El diario estadunidense The Washington Post publicó un reportaje titulado “Acapulco es ahora la capital del asesinato en México”, en el que se refiere a este puerto como “el destartalado patio trasero de las estrellas de Hollywood”, en alusión a su época dorada como destino turístico.

El trabajo periodístico recoge testimonios de víctimas de la violencia, la extorsión y el secuestro, como taxistas, familiares de asesinados y líderes empresariales como el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Joaquín Badillo Escamilla, y el dirigente de la Federación de Cámaras de Comercio, Alejandro Martínez Sidney, además de investigadores en el tema y autoridades.

Enfatiza que tras la caída del cártel de los hermanos Beltrán Leyva como grupo hegemónico en la plaza, el crimen organizado se “pandillerizó” y ahora hay al menos 20 grupos diferentes para los que trabajan de manera esporádica y sin compromiso con ninguno de ellos, delincuentes especializados en asesinar, secuestrar, extorsionar o robar automóviles.

“Las nuevas generaciones de pandillas criminales operan más como una ‘red de ruedas’, una red de contactos que a veces se alían pero también trabajan de manera independiente, dijo Cecilia Farfán, académica del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), especialista en delincuencia organizada y que investiga en Acapulco”, cita el diario.

Destaca que las víctimas de extorsión deben pagarle en ocasiones a dos o tres grupos diferentes para poder realizar su actividad económica.

También dedica espacio a la colusión de la Policía Municipal con el crimen, y señala que el alcalde Evodio Velázquez Aguirre dijo que “hay una policía nueva” pero el año pasado hubo 918 homicidios.

Retoma las declaraciones del ex secretario de Seguridad municipal, Alfredo Álvarez Valenzuela, publicadas en el diario Reforma, en el sentido de que “la Policía Municipal no trabaja para el crimen organizado; la Policía Municipal es el crimen organizado”.

Así como afirmaciones del investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicos (CIDE), Juan Salgado, especialista en el tema de reforma policial, quien duda que los asesinatos aumentarían si desapareciera la policía de Acapulco.

“No estoy seguro de si el crimen aumentaría si todo el departamento de policía municipal de Acapulco desapareciera”, dijo Salgado a The Washington Post. “Son tan ineficaces para detener el crimen que no creo que haría una gran diferencia”.