Redacción

Otro País Noticias, 1 de agos 17. La Audiencia Nacional ha accedido a que se extradite a Estados Unidos al presunto pirata informático ruso Stanislav Lísov, al entender que en ese país residen la mayoría de los afectados por este “hacker”, quien fue detenido en enero pasado en Barcelona y que pidió ayuda en una carta al presidente Vladimir Putin.

En un auto, la sección cuarta de la Audiencia ha aceptado entregar a Lísov como sospechoso de distribuir el “software” malicioso NeverQuest, con el que habría defraudado 855.000 dólares (726.400 euros) a instituciones financieras.