*Los consumidores han tachado de “simulación” el dictamen porque establece un límite de 28 gramos en la cantidad de cannabis que se puede poseer.

 

Ciudad de México. 19 de noviembre de 2020.- Activistas mexicanos exigieron legalizar la marihuana “sin simulaciones” con un plantón en el Senado, que este miércoles debate la nueva Ley Federal para la Regulación del Cannabis para avalar el consumo recreativo.

“El proyecto de ley que han presentado hasta ahorita no resuelve los temas de las violaciones al derecho del libre desarrollo de la personalidad, no resuelve, y al no resolver ellos en realidad solo están maquillando”, denunció a Efe el cultivador Miguel, del Movimiento Cannábico Mexicano.

Este día se espera que el pleno del Senado discuta un proyecto que las comisiones avalaron el pasado viernes sobre la iniciativa de ley que regula el consumo de marihuana con fines recreativos, en sustitución de un dictamen similar aprobado el pasado marzo pero que nunca llegó a votarse en el pleno.

El dictamen suprime los artículos de la Ley General de Salud y del Código Penal que prohíben el consumo lúdico de la marihuana para cumplir un mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

“Esto es lo que se tiene que reformar, la planta se tiene que despenalizar, es lo que nosotros exigimos: cultivo libre, posesión libre, espacios compartidos en igualdad y un trato digno”, expuso el representante del Movimiento Cannábico.

Los consumidores han tachado de “simulación” el dictamen porque establece un límite de 28 gramos en la cantidad de cannabis que se puede poseer, autoriza cultivar cuatro plantas por persona y sanciona penalmente la posesión de más de 200 gramos.

Los senadores Indira Kempis, del liberal Movimiento Ciudadano (MC), y el independiente Emilio Álvarez Icaza realizaron una rueda de prensa para apoyar los reclamos de los consumidores.

“Me parece que la aproximación que está haciendo el Senado no cumple con lo que la Suprema Corte pidió, no está regulando en los términos que la Corte pide y claramente es un tema de derechos, me parece que sería muy importante que se escuchara la voz de los consumidores”, manifestó Álvarez Icaza.

La discusión del cannabis lúdico es debate desde noviembre del año pasado, cuando la Suprema Corte estableció que el Congreso debía regular su uso recreativo antes del 30 de abril por considerar inconstitucional su prohibición.

Sin embargo, los legisladores pidieron una prórroga por la pandemia de covid-19 y el plazo definitivo se movió hasta el 15 de diciembre.

A lo largo de este tiempo, los activistas del cannabis han instalado un jardín frente al Senado con el primer cultivo no clandestino de marihuana en el país, con cerca de 1.200 plantas.

Las consumidores han denunciado la “indiferencia” del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), el partido de izquierda del presidente Andrés Manuel López Obrador, porque solo 10 % de los senadores han escuchado sus demandas.

“De Morena han venido varios a decir ‘los apoyamos, apoyamos la liberalización de la planta’, pero no tienen una postura real y no la llevan allá dentro, entonces yo también les exigiría eso, no solo por ser partidistas van a decir lo que les diga su partido, tienen una obligación moral”, dijo Miguel.

De no concretarse en los términos planteados, el Movimiento Cannábico Mexicano planteó extender sus cultivos de marihuana a otras zonas de Ciudad de México y el país.