*El Gobierno federal manipuló los indicadores de la pandemia de Covid-19 para evitar el cierre de la Ciudad de México desde inicios de mes.

Fuente: Reforma

De acuerdo con un análisis de The New York Times, desde el 4 de diciembre la Capital había superado el umbral del semáforo rojo.

Ese día, en conferencia de prensa, las autoridades dijeron que la Ciudad no había alcanzado el punto crítico de la emergencia. No obstante, el NYT detectó que al momento de hacer los cálculos para determinar el nivel de emergencia, el Gobierno usó números más bajos en dos áreas cruciales respecto a lo que se había declarado públicamente en la base de datos oficiales.

En un documento del 4 de diciembre firmado por el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, y que notificaba a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, sobre el cálculo de riesgo en la Ciudad, el Gobierno federal afirmó que solo 45 por ciento de las camas con ventilador estaban ocupadas. Pero antes, el funcionario había difundido públicamente un gráfico que indicaba que 58 por ciento de las camas con ventilador estaban ocupadas.

 

El documento que López-Gatell envió a Sheinbaum también aseguraba que 25 por ciento de las pruebas de Covid en la Ciudad a finales de noviembre daban positivo. Pero los datos oficiales del Gobierno federal mostraban que era más de 35 por ciento.

Si en ambos casos, el Gobierno hubiera utilizado las cifras más altas, se habría llegado al umbral del semáforo rojo, pero se insistió en que el nivel de riesgo era moderado (color naranja).

Ayer la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum negó las cifras del NYT y dijo que se busca una confrontación que no existe.

“Han estado buscando durante toda la pandemia una diferencia entre el Gobierno de México y el Gobierno de la Ciudad, y están totalmente equivocados porque ha habido una coordinación permanente”, aseguró.

El subsecretario Hugo López-Gatell negó inconsistencias y dijo que el NYT tomó información parcial y la interpretó de manera errónea.