*El ahora ex jefe de Gobierno, quien llegó al relevo de Miguel Ángel Mancera, aseguró que él y su equipo hicieron todo lo posible para mejorar la seguridad en la capital.


Otro País Noticias, México, 5 Dic (Notimex).- Al desearle el mejor de los éxitos a la administración entrante, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México saliente, José Ramón Amieva Gálvez, aseguró que entrega una administración operando, que permitirá a Claudia Sheinbaum Pardo tomar las riendas de la capital y establecer su sello de trabajo.

Sobre su futuro, comentó que va a “desempolvar su currículum, va a formarse a las filas en las ferias de empleo gubernamentales y vamos a pedir trabajo”, señaló, aunque después dijo que estará atento a su familia y buscará volver a dar clases.

En materia de seguridad pública, expuso que se atacó a las principales bandas que aquejaban a la ciudad, y consideró que durante el tiempo que le tocó estar al frente de la ciudad, él y su equipo hizo todo lo posible para combatir este problema.

Entrevistado momentos antes de ingresar al Palacio de Donceles, refrendó que más allá de los problemas cotidianos que a diario se enfrentan, deja una Ciudad de México funcional, haciéndose todo lo posible para atender contingencias como el sismo que impactó a la capital del país el año pasado.

Sin duda, dijo, habrá que seguir atendiendo todo lo que tiene que ver con seguridad pública, procuración de justicia, el esquema de los servicios, sobre todo del transporte público, manejo de residuos sólidos, así como atender la falta de agua en algunas zonas de la ciudad.

Destacó que la nueva jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo tiene mucha voluntad, porque se trata de una mujer talentosa, bien intencionada y con mucha sensibilidad.

Amieva Gálvez agregó que él ya no está para decirle a la nueva jefa de Gobierno qué debe mantener y qué no, ella tendrá su propio análisis de qué le puede servir y qué decisiones tomar para implementar sus propias estrategias.