*El propósito es que todos los mexicanos paguen impuestos de manera sencilla y con base en la confianza


De la redacción

Otro País Noticias, México, 4 septiembre de 2018.-El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, se comprometió hoy a impulsar una nueva era de prosperidad económica, de tranquilidad y bienestar para el país, al reunirse con el sector industrial de Nuevo León.

Al encabezar el evento “Encuentro y Diálogo Empresarial”, organizado por la Cámara de Industria de Transformación (Caintra), también anunció que durante su gobierno, que se inicia el próximo 1 de diciembre, no habrá alza en los impuestos, ni tampoco gasolinazos.

Dijo que con el apoyo de los sectores, se requiere “llevar a cabo, entre todos, la transformación que reclama nuestro país, que exigen las circunstancias”.

En el Centro Internacional de Negocios (Cintermex), el mandatario electo destacó que es necesario “que entre todos saquemos adelante a nuestro país, que haya crecimiento económico, bienestar, paz, tranquilidad”.

Ante unos mil 400 directivos y socios de los organismos privados de la entidad, aseguró que no habrá aumento de impuestos, en términos reales, no va a haber impuestos nuevos. Y vamos a tener también precios justos en insumos, es decir no habrá gasolinazos, es un compromiso”.

Esto, apuntó, “de modo que no va a haber una reforma fiscal para recaudar más, aumentando los impuestos, vamos a partir de lo mismo”.

No obstante, anunció que en su momento consultará la conveniencia de una reforma fiscal que obligue a todos los mexicanos a presentar su declaración de impuestos mediante un mecanismo sencillo y a partir de la confianza en el ciudadano.

Al aclarar que en los primeros años de su gobierno estos cambios al marco legal no son posibles, explicó que la idea es “simplificar el proceso de contribución y no considerar al ciudadano como un delincuente” en potencia.

López Obrador señaló que para que esto sea posible, hace falta primero que el ciudadano tenga confianza en el gobierno.

“Vamos a gobernar los primeros años de esta manera y haremos una consulta luego de que el gobierno esté llanamente acreditado, le tengan confianza, sí haremos reforma fiscal. La base será tener confianza en el ciudadano y no verlo como un delincuente en potencia”, detalló en su exposición ante integrantes de la Caintra, en Monterrey.

“Que cada ciudadano mexicano, que todos tengamos que hacer una manifestación anual bajo protesta de decir verdad, la cantidad que percibió y lo que corresponde a la tributación y lo deposité en un banco”.

Luego de este anuncio, López Obrador invitó a Caintra a ser el primer organismo en implementar el apoyo a los jóvenes mexicanos que necesitan empleo. Y reiteró que en Monterrey estará la próxima sede de la secretaría de Economía.

Igualmente sostuvo que analizan la continuación del Instituto Nacional del Emprendedor, aunque con ajustes en el organismo, para lograr una mejor canalización de recursos a las pymes mexicanas.

Reveló que analizan la posibilidad de fusionar en una sola institución el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) y Nacional Financiera (Nafin) para reducir el exceso de gastos y elevar el crédito a las empresas.

Reiteró que la sede de la Secretaria de Economía federal se ubicará en la ciudad de Monterrey, la cual estará encabezada por Graciela Márquez.

El presidente electo informó que “estamos ya elaborando las bases para licitar obras, desde los primeros días del nuevo gobierno”.

En materia de seguridad López Obrador  pedirá a los gobernadores del país que al igual que él, todos los días “tomen decisiones para devolver la seguridad y la paz a los mexicanos”.

Lo anterior implica que los mandatarios estatales también sostengan reuniones, desde temprana hora, con su equipo de seguridad y justicia, tal y como lo hará él desde el próximo 3 de diciembre de este año, una vez que haya tomado posesión de su cargo como presidente constitucional.

–Con información de Notimex y Excélsior.