*Sus asesores analizan si serán amparos o recursos administrativos ante la Secretaría de la Función Pública

De la redacción

Otro País Noticias, México, 22 de marzo de 2018.- El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, advirtió que “no cederá a chantajes” para tapar posibles actos de corrupción en contratos vinculados a la construcción del aeropuerto alterno de la Ciudad de México.

Así respondió al presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, quien pidió a López Obrador respetar los contratos  del nuevo aeropuerto en Texcoco, Estado de México.

De acuerdo con información publicada por Excélsior, dijo que no tolerará “la corrupción”, y que emprenderá una batalla legal ante los tribunales mexicanos para impedir que se comprometa el presupuesto del próximo gobierno en contratos relacionados con la obra que sería concluida en 2025, según el nivel de avance que registra actualmente.

Luego de reunirse en privado con integrantes del Consejo de la Comunicación en la Ciudad de México, indicó que respeta a todos los representantes y organismos empresariales del país, pero nadie puede pedirle que defienda contratos “leoninos” y que se convierta en “un títere”.

Por ese motivo, la ministra en retiro Olga Sánchez Cordero y el ingeniero Javier Jiménez Espriú analizan ya la vía jurídica que permita detener nuevos contratos que “amarrarían las manos” y dejarían sin presupuesto al futuro gobierno, aseguró. Si serían juicios de amparo o recursos administrativos ante la Secretaría de la Función Pública, explicó Lópz Obrador.

“Los que defienden el que se construya el aeropuerto en el lago de Texcoco están metidos en el negocio de la corrupción; claro que tienen todo el derecho de defender su negocio, por eso declaran que quieren que yo acepte contratos leoninos, manchados de corrupción, y no voy aceptar; cero tolerancia a la corrupción, aun cuando este señor del sector empresarial (Castañón), que a lo mejor tiene negocios en este asunto, esté declarando y me dediqué ocho columnas” dijo.

Reiteró que los contratos bien hechos se mantendrán, pero la batalla legal se dará para evitar actos indebidos en aquellos que estén bajo sospecha.

“Se va a proceder para que no se sigan entregando contratos a mediano y largo plazo, comprometiendo el presupuesto del gobierno federal, ni en el caso del aeropuerto ni en el caso de las costas de Yucatán y Quintana Roo para la explotación petrolera”.