*El mal clima obligó la suspensión de vuelos en aeropuerto de la CDMX, pero el presidente electo dijo que estas situaciones no lo obligarán a usar el avión presidencial.

De la redacción

Otro País Noticias, Ciudad de México, 20 de septiembre de 2018.-El mal clima que obligó la suspensión de operaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) afectó al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

El vuelo que tenía reservado para despegar a las 17:20 horas del aeropuerto de Huatulco, Oaxaca, en Viva Aerobús, se tuvo que retrasar aproximadamente 5 horas y hasta pasadas las 22:00 horas se autorizó su despegue.

En entrevista con medios, López Obrador reconoció que se debe resolver el problema de la saturación del actual aeropuerto capitalino.

Indicó que pronto se decidirá en una consulta si procede la ampliación del aeropuerto de Santa Lucía o si continúa la construcción de la obra en Texcoco.

Pese al retraso, sostuvo que mantiene su posición de seguir usando vuelos comerciales. “No por esto voy a cambiar de opinión: no me voy a subir al avión presidencial. Me daría pena, se me caería la cara de vergüenza de subirme a un avión lujoso en un país con tanta pobreza”, dijo.