*La plataforma petrolera de México está conformada por la producción de Pemex más la producción de los privados, y hasta hace dos años la producción de los privados era tan pequeña que ni siquiera pintaba.

El sector privado aumentará su producción de petróleo en 2021 y eso contribuirá a alcanzar la meta de la plataforma petrolera de 1.857 millones de barriles diarios (mbd) prevista en el Paquete Económico, por lo que no se trata de una proyección optimista, aseguró Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El funcionario no descartó que en 2021 se vuelvan a inyectar recursos a Pemex para ayudar a la empresa en su situación financiera, defendió la proyección de crecimiento económico de 4.6 por ciento y aseguró que la contratación de 700 mil millones de pesos de nueva deuda es compatible con la política presidencial de no endeudamiento.

¿Se presentó el Paquete Económico y ha habido diferentes reacciones, ¿no es muy optimista el crecimiento de 4.6% que presentó para 2021?

No, no. Si uno pensaba que la economía este año antes del COVID-19 podía crecer hasta 2 por ciento y luego tiene una caída del 8 por ciento, en realidad estamos pensando que contra el crecimiento previsto hay una disminución del 10 por ciento.

La base es relativamente baja o muy baja, y en casi todos los años porque es un efecto casi aritmético o algebraico, cuando hay una caída baja hay una especie de rebote técnico. De hecho, el 4.6 no nos lleva ni siquiera al PIB que teníamos en el 2018 o en el 2019.

La reapertura de la economía está empezando a notarse, casi 150 mil empleos se han recuperado en el sector construcción, que es el 60 por ciento de todos los empleos que se habían perdido, hay 84 mil empleos que se han recuperado en el sector de las manufacturas y más de 100 mil en toda la industria, lo cual quiere decir que se está logrando toda esta reapertura sin que haya un rebrote de COVID, ese en realidad es el gran riesgo.

¿Otro de los temas que se han escuchado es que la plataforma petrolera es demasiado optimista, ¿pensar que llegaremos a producir 1.8 millones de barriles el próximo año, no lo sientes demasiado arriba?

No, no, no, porque hay algo que a lo mejor nosotros deberíamos haber explicado mejor; la plataforma petrolera de México está conformada por la producción de Pemex más la producción de los privados, y hasta hace dos años la producción de los privados era tan pequeñita que ni siquiera pintaba.

Si mal no recuerdo, la producción hace dos años era menor a 10 mil barriles por día, después recordarás que hubo este proceso muy exitoso de ENI, la empresa italiana que llegó a producir en su conjunto creo que 14 mil barriles por día.

El año que entra todo el sector privado va a estar produciendo 60 mil barriles por día, así es que, digamos, el incremento más importante que se ve en la plataforma no es el que viene de Pemex, sino el que viene del sector privado.

¿No ves necesarias más aportaciones del gobierno federal a Pemex para el próximo año?

Hemos estado trabajando muy de cerca con Pemex y estando siempre abiertos de si hubiera necesidad de un apoyo adicional.

Hemos hecho tres tipos de capitalizaciones, unas directamente para la inversión, una muy importante para desapalancarlos en 100 mil millones de pesos y la otra es parte de lo que Pemex le paga al gobierno que es a través de Derecho de Utilidad Compartida, ese se va a quedar ahora en 54 por ciento, es decir, inferior al que estaba al inicio de la administración. Es un sector con el que siempre estamos trabajando de forma muy cercana por si requiriera apoyo adicional.

¿En el presupuesto aparece un endeudamiento neto de 700 mil millones de pesos, ¿cómo compatibilizamos este endeudamiento con la política que se ha señalado de no contratar más deuda?

Lo que el Presidente ha señalado es que la métrica principal, que es la deuda sobre el PIB, es la que tiene que ser controlada, y en ese sentido hay una caída de eso cuando se espera que pase de 54.7 a 53.7 por ciento del PIB.

Yo siempre he dicho que la deuda uno la tiene que pensar en función de la capacidad de pago y eso es lo que se busca con el cociente del PIB. La deuda tiene que medirse con respecto a su capacidad de pago, es decir, con respecto al PIB, y este incremento de 700 mil millones de pesos en realidad implica una caída del endeudamiento con relación al PIB.