*La pugna dentro del partido no sólo se refleja en ataques entre aspirantes a encabezarlo, también en fuego amigo contra senadores que buscan ser candidatos a una gubernatura en 2021

Fuente: Excelsior

El inicio del proceso electoral y la búsqueda de candidaturas han exaltado la pugna dentro de Morena derivada de la contienda por la presidencia nacional del partido.

Mientras que aspirantes a encabezar la fuerza política como Porfirio Muñoz Ledo y Mario Delgado se enfrenta mediáticamente, también se registran señalamientos entre grupos políticos en los estados donde habrá elección el próximo año.

Ayer, Muñoz Ledo arremetió contra los “adelantados”, en referencia a las presuntas aspiraciones presidenciales del canciller Marcelo Ebrard, y dijo que éste está haciendo “futurismo” con los métodos de Mario Delgado.

En respuesta, Delgado aseveró que, aunque inició su trayectoria con Ebrard, no es su incondicional y subrayó que su único jefe político es el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En tanto, en Guerrero, Sinaloa y Michoacán, los senadores morenistas Félix Salgado Macedonio, Rubén Rocha Moya y Cristóbal Arias Solís, aspirantes a una candidatura para las gubernaturas en esos estados, han comenzado a ser atacados por los propios integrantes del partido mediante mensajes anónimos y redes sociales.

Las campañas sucias que se han desatado dentro de Morena buscan exhibir los puntos débiles de los aspirantes mejor posicionados en las encuestas.

Prevalece lucha fratricida en Morena

Entre los morenistas lanzan campañas sucias para afectar sus candidaturas hacia los próximos comicios.

La pugna interna de Morena, que se refleja en la contienda por la presidencia nacional del partido también registra episodios de fuertes enfrentamientos mediáticos y acusaciones entre grupos políticos en los estados donde habrá elección el próximo año, pues los aspirantes a ser el candidatos exhiben puntos débiles de quienes están en los primeros lugares de preferencia.

Tan sólo en tres ejemplos, Guerrero, Sinaloa y Michoacán, los senadores morenistas Félix Salgado Macedonio y Cristóbal Arias Solís han comenzado a ser atacados por los propios integrantes del partido mediante mensajes anónimos y redes sociales.

Desde la segunda semana de septiembre se desató en Guerrero una campaña en contra de Salgado Macedonio para relacionarlo con actividades ilícitas, luego de que todas las encuestas de intención de voto lo colocan como el número uno, frente al delegado federal de los programas sociales en el estado, Pablo Amílcar Sandoval, hermano de la titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), Irma Eréndira Sandoval.

Aunque parece que nadie le hace sombra, el senador Rubén Rocha Moya está colocado en el primer lugar de preferencias electorales en Sinaloa, donde el año próximo se renovará la gubernatura, y, de acuerdo con los relatos de los morenistas en la entidad, la construcción de su candidatura tiene bases firmes.

Sin embargo, desde hace tres semanas comenzaron a aparecer mensajes en redes sociales que aseguran que el presidente de la Comisión de Educación del Senado de la República no se lanzará para la candidatura y es necesario impulsar a otras personas.

De igual forma, al senador por Michoacán, Cristóbal Arias Solís, le sacaron una campaña en contra para señalarlo como golpeador de mujeres, la cual se presentó después de que las encuestas de intención de voto lo posicionan por arriba de Raúl Morón, quien es el actual presidente municipal de Morelia.

Consejero de Petróleos Mexicanos (Pemex) y suplente del senador Cruz Pérez Cuéllar, el morenista Rafael Espino de la Peña crece en intención de voto en sus aspirantes a la gubernatura de Chihuahua, que ya lo colocan en primer lugar.

Sin embargo, desde hace tres semanas comenzó a ser criticado en redes sociales, porque no se ha separado de su cargo público, pero ya emprende actividades encaminadas a afianzar su candidatura.

En ese sentido, destaca el hecho de que las críticas en contra de Espino de la Peña no provienen de otras fuerzas políticas, sino de personas identificadas con Morena.