Foto: Lula Vásquez

*A dos años y cuatro meses de que se encontró el cuerpo de la joven de 22 años en instalaciones de la UNAM, el juez principal Juan Pérez Soto rechazó la petición de la defensa de aplazar un mes el inicio del juicio oral y solo concedió 24 horas.

México, 9 Sep (Notimex).- El juicio oral en el proceso que se le sigue a Jorge Luis González, presunto autor de la muerte de Lesvy Berlín Rivera Osorio, se aplazó para mañana martes, luego que la defensa del acusado declaró no estar lo suficientemente preparada.

El tribunal colegiado de la Ciudad de México, integrado por tres jueces, calificó de un exceso y falta de respeto que la defensa se haya presentado sin tener la preparación del caso, ocurrido en mayo de 2017.

A dos años y cuatro meses de que se encontró el cuerpo de la joven de 22 años en instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el juez principal Juan Pérez Soto rechazó la petición de la defensa de aplazar un mes el inicio del juicio oral y solo concedió 24 horas.

Además, ordenó llamar a la defensa pública que había estado llevando el caso del acusado, quien tuvo que renunciar a dos de sus tres abogados privados.

El imputado Jorge Luis González reclamó al juez su derecho a elegir a su defensa, al señalar: “No me limite mi libertad de defensa. No me imponga la defensoría pública”.

Al respecto, el impartidor de justicia aclaró que no lo está limitando, y afirmó que se busca que tenga una defensa adecuada, pues sus abogados privados ni siquiera conocen la carpeta de investigación.

A pesar de los intentos de la defensa de aplazar 30 días el juicio, y tras un receso de 10 minutos, acudieron los abogados de oficio, quienes pidieron un plazo de 24 horas, misma que fue aceptada por el impartidor de justicia.

Al término de la audiencia, Aracely Osorio Martínez, madre de Lesvy Berlín Rivera Osorio, asesinada el 3 de mayo de 2017, calificó de delicado el hecho de que hoy nuevamente no se pudo iniciar el juicio.

En los juzgados del Reclusorio Varonil Preventivo Oriente, advirtió que el asesino de su hija es quien ha estado interponiendo múltiples argumentos para atrasar el caso.

Afirmó que tienen derecho a una justicia pronta y expedita, y el día de hoy nuevamente se retrasa. Confió en que las audiencias puedan darse más temprano y concluir más tarde.

Dijo que se sigue obstaculizando el acceso a la justicia, pero confió en que con los elementos que han aportado como prueba pueda darse la sentencia por feminicidio.

Esta etapa de juicio oral tendrá en sus jornadas procesales al menos 28 testigos y peritos para que determinen los jueces la sentencia, tras esclarecer lo que ocurrió la madrugada del 3 de mayo de 2017 en Ciudad Universitaria.

Los padres de la víctima reiteraron que su hija fue víctima de feminicidio por su entonces pareja y que no se se trató de suicidio.