Foto: Galo Cañas / Cuartoscuro

Por Jorge Meléndez Preciado

Periodistas Unidos. Ciudad de México. 30 de agosto de 2019.- En diferentes encuestas la popularidad de Andrés Manuel López Obrador no ha menguado, al contrario, se sostiene a pesar de los múltiples problemas que vivimos los mexicanos e incluso los que padece su formación política, Morena, a la cual ha amenazado  renunciar el tabasqueño  sino hay transparencia en las  acciones partidistas.

Un 69 por ciento aprueba la gestión del mandatario. Y en otro sondeo de si estaría a favor, nuevamente, de  este gobernante: la cantidad llega a 74 por ciento. Además, 64 por ciento no se arrepiente de haber sufragado por Andrés Manuel y únicamente el 6 por ciento rechaza que fuera elegido.

Existen  algunas cifras más que preocupantes. Una de ellas es que el 59 por ciento rechaza que  a los migrantes se les dé el trato que todos conocemos, el cual no ha sido de lo más amable en muchos casos, más bien en ocasiones es  terrible, como lo ocurrido  con los africanos en el norte del país. Aunque de fondo,  una parte de la población  ha sido formada culturalmente por  estereotipos homofóbicos, los cuales deben corregirse en la escuela y en los medios. Éstos, por cierto, tienen una aceptación únicamente del 33 por ciento de la población, algo que debería preocupar a quienes manejan esos instrumentos, especialmente en el sector oficial.

El sondeo se realizó antes de que López Obrador hiciera el anunció del acuerdo con los empresarios en el caso de los gasoductos. El convenio  despeja uno de los problemas mayores del sexenio: un trato menos ríspido con los inversionistas, lo que puede generar más empleo, uno de los problemas  torales del actual gobierno.

De ser cierto que se llevarán a cabo parte de los mil seiscientos proyectos entre la empresa pública y privada, ello contribuirá a solucionar el raquítico crecimiento económico que padecemos, el cual será en este año, según indicadores,    de 0.5 por ciento del PIB. Algo realmente grave, en serio, no obstante lo que digan las voces oficiales.

Así pues, se le da confianza nuevamente al régimen actual, pero es momento que resuelva sus broncas internas, salga adelante y sobre todo, vaya solucionando los dos problemas capitales que padecemos: inseguridad- algo que ha rebasado cualquier límite- y crecimiento económico sostenido.

jamelendez44@gmail.com

@jamelendez44