Otro País Noticias, México, 1 Ago (Notimex).- La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó derogar el término de Alienación Parental del Código Civil capitalino vigente, por carecer de base científica suficiente para ser considerada un “síndrome” y en consecuencia su existencia no debe generar consecuencias jurídicas.

El asambleísta promovente, Mauricio Toledo, recordó que en la pasada legislatura en noviembre de 2013 dicho término introducido en el Artículo 323 séptimus del Código Civil capitalino, lo cual fue muy controvertido.

“La iniciativa que presenté coincide en el fondo con la presentada por el jefe de gobierno, en el sentido de resguardar el interés superior del menor y de salvaguardar las relaciones familiares, más allá y al margen de la ruptura de los padres como pareja”, señaló.

En tribuna, mencionó que el tema tomó nuevamente relevancia mediática, a partir de los hechos del 8 de junio, en los que una madre y sus tres hijos perdieron la vida porque la mujer había perdido la custodia de sus hijos, a pesar de que ella argumentaba que el padre abusaba sexualmente de los niños.

Sin embargo, dijo, el Juzgado 11 de lo Familiar determinó que no había elementos para comprobar el abuso y concluyó que los menores sufrieron el Síndrome de Alienación Parental.

Manifestó que el argumento fue que hubo estrategias de un progenitor para ejercer influencia en el pensamiento de los hijos con la intención de destruir la relación con el otro progenitor.

Explicó que el término de alienación parental se retomó de las teorías del psiquiatra estadounidense Richard Gardner, que no han sido calificadas como científicamente válidas, dentro de la clasificación internacional de enfermedades.

Asimismo, la Organización Mundial de la Salud, la Asociación Americana de Psicología y la Asociación Americana Médica tampoco reconocieron el término por su falta de fundamentación médica y clínica.

Desde su publicación en Gaceta, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal en junio de 2014 presentó una acción de inconstitucionalidad que hasta ahora no ha sido resuelta por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Destacó que con su aprobación se manda un mensaje a los estados de Aguascalientes, Baja California Sur, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, Tamaulipas, Veracruz, Yucatán y recientemente Baja California, que han registrado el termino de Alienación Parental en sus legislaciones, analicen la viabilidad de derogarla.

Pero también, dijo Toledo, sería un llamado al Senado de la República a reconsiderar su postura, en virtud de que en febrero pasado aprobó un Punto de Acuerdo por el que se solicita a las entidades de la República a legislar en materia de la figura de alienación parental y realizar las reformas a los códigos civiles o familiares.

Adelantó que presentará un punto de acuerdo para que el Senado reconsidere su solicitud y al jefe de gobierno, en su carácter de presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores, solicitar que aborde el tema en el pleno de ese organismo.

Propuso que se convoque a un debate nacional, a fin de que las legislaciones local y federal se armonicen en cuanto a los criterios jurídicos sobre a la existencia en las legislaciones de este término.

Asimismo, solicitará a los integrantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que resuelva con celeridad y apego a derecho, la Acción de Inconstitucionalidad que interpuso la Comisión de Derechos Humanos capitalina que se presentó hace dos años.

Por otro lado, activistas de 120 organizaciones se congratularon de esa derogación, pues consideraron que transgredía el derecho a una vida libre de violencia, principalmente entre los menores de edad.

Al emitir un pronunciamiento a favor de la derogación que aprobó el pleno de la ALDF, llamaron a los 16 congresos locales donde todavía se aplica Alienación Parental a que repitan lo de los legisladores de la Ciudad de México y pongan un freno a la violencia, ya sea de hombres o mujeres.