*El objetivo es avanzar en la estructuración de un marco jurídico que garantice la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres

Otro País Noticias, Ciudad de México, 5 de abril de 2018 (Notilegis).- La Cámara de Diputados aprobó  una minuta del Senado que reforma los artículos 1 y 28 de la Ley de Educación Militar del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, para establecer que esta legislación se aplicará en igualdad de oportunidades y de trato entre mujeres y hombres.

El documento surge de una iniciativa que la diputada María Guadalupe Talamantes Lemas (NA), de la LXII Legislatura, presentó en noviembre de 2013, se aprobó en diciembre de 2014 y se envió al Senado de la República, donde le realizaron cambios y la regresaron en abril de 2017.

Fue aprobado por unanimidad, con 299 votos a favor, y se turnó al Ejecutivo federal, para su publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

El texto estipula que la referida legislación será aplicable en igualdad de oportunidades y de trato entre mujeres y hombres, desde el proceso de admisión a las instituciones de educación militar.

Señala que el objetivo es avanzar en la estructuración de un marco jurídico que garantice la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, y evitar tratos diferenciados injustificados, en concordancia con lo dispuesto en la Constitución Política, la Ley General para la Igualdad entre Hombres y Mujeres y los instrumentos internacionales en materia de igualdad de género, suscritos por México.

La Comisión de Defensa Nacional, que elaboró el dictamen, destacó que las reformas van acordes con la estrategia de Perspectiva de Género del gobierno federal, que tiene por objeto incorporar plenamente esta visión en las políticas públicas, programas y proyectos, a fin fomentar un proceso de cambio profundo que comience al interior de las instituciones de gobierno.

“Se pretende evitar que en las dependencias se reproduzcan los roles y estereotipos de género que inciden en la desigualdad, la exclusión y discriminación, mismos que repercuten negativamente en el éxito de las políticas pública”, expuso.

Subrayó que, de acuerdo con la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, ratificada por México en 1981, la máxima participación de la mujer en todas las esferas, en igualdad de condiciones con el hombre, es indispensable para el desarrollo de un país y del mundo.

Refirió que el derecho a la igualdad y la no discriminación motivada por cuestiones étnicas, género, raza, edad, religión o preferencias sexuales, están elevados a rango constitucional.

“Promueven que los hombres y las mujeres ejerzan de manera efectiva todos sus derechos que la misma Carta Magna establece, de forma equitativa y libre de obstáculos”, resaltó.