*En su Quinto Informe de Gobierno, presume crecimiento económico sostenido y creación de empleos

En medio de los escándalos de corrupción, afirma que “la confianza de la ciudadanía en las instituciones se fortalece”

Otro País Noticias, Ciudad de México, 1 de septiembre de 2017 (EFE).- El presidente Enrique Peña Nieto esgrime en su Quinto Informe de Gobierno logros en algunos campos en los que ha sido cuestionado, si bien reconoce la persistencia de “importantes desafíos”.

En el documento enviado al Legislativo, de 680 páginas, el mandatario asegura que “en un entorno internacional complejo y desafiante, México está creciendo, atrayendo inversiones y generando empleos como nunca antes”.

“Esta es la primera Administración en que se ha crecido todos los años, desde hace cuatro sexenios. La inversión extranjera directa y la generación de empleo han alcanzado cifras históricas. En un hecho sin precedente, el país está a punto de crear tres millones de empleos en un periodo de cinco años”, apuntó.

Asimismo, sostuvo, “mientras que el comercio se contrae en el mundo, el país mantiene su tendencia ascendente en este rubro”.

Añadió que “si bien persisten importantes desafíos, como los pendientes en seguridad, es innegable que el cambio con rumbo que prometimos a los mexicanos desde el inicio de esta Administración está en marcha y ofreciendo sus primeros resultados”.

En el campo económico, destacó que durante su gestión se aceleró la marcha del país, “a pesar del deterioro del entorno externo”, con un crecimiento promedio anual de 3 % en el PIB no petrolero durante los últimos 14 trimestres.

De acuerdo con el documento, las perspectivas apuntan a que la economía conservará su crecimiento en lo que resta del año, aunque persisten riesgos, particularmente los relacionados a la política económica de Estados Unidos.

Para 2017 se espera un crecimiento del PIB de entre 1,5 % y 2,5 %, rango similar a la media de los últimos 16 años.

El presidente destacó que estos niveles de crecimiento “aún no son satisfactorios”, por lo que debe continuar la aplicación de las reformas estructurales para que se incremente al máximo el crecimiento de la economía.

Peña Nieto “ha tenido éxitos, pero no han bajado al bolsillo del mexicano promedio, que no siente los beneficios de las reformas estructurales”, comentó a Efe Manuel Valencia, especialista en Negocios Internacionales del Tecnológico de Monterrey.

Por otra parte, el documento afirma que el gobierno “realizó acciones orientadas al fortalecimiento de las instituciones de seguridad, para restablecer el orden público y combatir los delitos que más vulneran a la sociedad”.

“Se establecieron estrategias que dieron prioridad al uso de la inteligencia para prevenir la violencia y la delincuencia, a partir de la reducción de los factores de riesgo que las provocan. La implementación de esta nueva política permitió avanzar en la reducción de los delitos de mayor impacto social”, aseguró.

Al respecto, citó reducciones de 5,5 %, 20,5 % y 28 % de los asesinatos, secuestros y extorsiones, respectivamente, en 2016 respecto de 2012.

Sin embargo, las cifras registradas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública señalan que en 2012, último año de la gestión del presidente Felipe Calderón y cuando Peña Nieto inició su sexenio en diciembre, se cometieron 21.459 homicidios dolosos por 20.547 de 2016, una reducción de apenas 4,25 %.

En otro de los temas que más han repercutido en una caída de los niveles de aprobación de Peña Nieto a menos de un año de que se efectúan comicios para elegir a su sucesor, el informe afirma que se han realizado diversas acciones para combatir la corrupción.

Entre ellas aludió a la aplicación del Sistema Nacional Anticorrupción para diseñar, promover y evaluar políticas públicas en esa área, y la entrada en vigor de la Ley General de Responsabilidades Administrativas, que determina las faltas administrativas y las sanciones a funcionarios y particulares.

“Así, la confianza de la ciudadanía en las instituciones se fortalece a partir de legalidad y buenas prácticas”, dice el informe de Peña Nieto, cuyo gobierno se ha visto manchado por numerosos escándalos de corrupción.

La entrega del informe se realizó de forma poco auspiciosa, luego de que los miembros de la Cámara de Diputados no lograran ponerse de acuerdo respecto a la persona que presidirá el órgano legislativo en el periodo de sesiones que hoy se inició, y quien debía recibir el documento.

Por ello, el gobierno no envió como estaba previsto al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, sino al subsecretario de Enlace Legislativo y Asuntos Políticos, Felipe Solís, quien entregó el informe al secretario general de la Cámara, Mauricio Farah.

El presidente Peña Nieto dará este sábado un mensaje con motivo de su quinto informe en una ceremonia que se llevará a cabo en el Palacio Nacional.