El Consejo Mundial del Futuro (WFC) dijo hoy que los bancos centrales podrían lograr una reducción masiva de las emisiones globales de CO2 durante la pandemia por COVID-19, al aumentar el apoyo monetario.

Al citar su estudio “Abordar las crisis climáticas y la recesión económica por la pandemia de coronavirus”, el organismo independiente con sede en Hamburgo, Alemania, afirmó que se encontraron nuevas herramientas para apoyar el financiamiento climático global. Estas consisten en nuevos Bonos y Garantías Verdes.

El autor del texto y miembro de la organización, Matthias Kroll, dijo que los bancos podrían considerar dentro de sus estrategias la crisis climática, pues “también amenazará la estabilidad financiera” en caso de no considerarse.

“Sin embargo, el cambio climático aún no se refleja en sus políticas monetarias en contraste con otras situaciones de riesgo sistémico: para la crisis financiera de 2008 y la actual pandemia de coronavirus, los bancos centrales gastaron y están gastando billones y multiplicaron sus balances para superar la amenaza”, argumentó el economista en comunicado.

Kroll ejemplificó que para limitar el aumento a 1.5 ° C de la temperatura media mundial, establecido en el Acuerdo de París en 2016, y lograr una reducción del 37 por ciento de las emisiones globales de CO2 para 2030, se necesita un monto de 150 mil millones de euros (unos 162 mil millones de dólares), lo que representa solo el 20 por ciento de un financiamiento recientemente anunciado por el Banco Central Europeo para atender la pandemia.

“Necesitan nuevas herramientas monetarias, que puedan abordar ambos problemas al mismo tiempo: estimular la economía de manera directa en la recesión de la pandemia y apoyar el financiamiento” para detener el cambio climático , concluyó Kroll.