*Cada semana se recolectan mil 200 toneladas de desperdicios del drenaje y otras masas de agua en CDMX

 

Por Gabriela Ávila García

Otro País Noticias, México, 27 Jun.- La basura que la población tira en calles, barrancas y cuerpos de agua, ocasiona 80 por ciento de las inundaciones que se registran en la capital, aseguró el coordinador del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), Bernardo Carmona.

En conferencia de prensa, expuso que cada semana se recolectan mil 200 toneladas de desperdicios del drenaje y otras masas de agua en esta urbe, y señaló que las presas y barrancas que limpian empleados del gobierno capitalino al día siguiente vuelven a estar en las mismas condiciones de suciedad.

En ese sentido, pidió a la población hacer una disposición adecuada de la basura, pues no puede quedar en los costados de las barrancas porque la lluvia la arrastra a las presas, y consideró que se deberá reforzar la legislación en multas y sanciones a quienes tiren residuos en esos sitios.

Indicó que son 25 colonias las más conflictivas en el tema de las inundaciones, entre ellas Pensador Mexicano, en la alcaldía Venustiano Carranza, en cuya zona se está construyendo un colector semiprofundo para desalojar las aguas del lugar.

En la lista también está las colonias San Felipe de Jesús, Juan González Romero, ambas en Gustavo A. Madero, así como Villacoapa, en Tlalpan, y Potrero de San Bernardino, en Xochimilco, entre otras, que se tienen identificadas, subrayó, y puntualizó que se está trabajando en proyectos, planeación y desarrollo de obras de colectores para mitigar los efectos de las lluvias.

También se tiene el proyecto del colector Indios Verdes y se elabora el de otro en Miramontes, pues existe una zona muy conflictiva en la zona de Vaqueritos, que comprenderá 10 kilómetros de longitud.

Expuso que otro plan se desarrollará en Ermita, desde la zona limítrofe con el Estado de México, que partirá de la salida de la carretera a Puebla hacia la parte central de Iztapalapa, para que pueda descargar las aguas en el Interceptor Oriente, que es parte del drenaje profundo.

Dijo que se espera que la Comisión Nacional del Agua ponga a funcionar en su totalidad el Túnel Emisor Oriente conectado al sistema de drenaje profundo de la ciudad, con lo cual se aumentará la capacidad de descarga de ese líquido de 40 a 150 metros cúbicos por segundo y soportar precipitaciones intensas.

Consideró que con esas acciones, se pueda llegar a la meta para reducir los encharcamientos que alcanzan en la ciudad 40 centímetros a por lo menos la mitad.

A su vez, la secretaria de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, Myriam Urzúa, aseveró que en la Ciudad de México existen 63 puntos rojos de inundación por lluvias.

Recordó que a partir del 15 de mayo a la fecha se ha trabajado en coordinación del Sacmex en 33 desazolves, 12 limpiezas de barrancas, y con el Heroico Cuerpo de Bomberos para recoger los árboles caídos.

Hasta ahora, indicó, se han atendido como consecuencia de las lluvias 455 encharcamientos, recogido 355 árboles caídos, 142 ramas, seis postes, así como marquesinas, vidrios, bardas, dos deslizamientos de tierra, entre otros.

En tanto, la secretaria de Inclusión y Bienestar Social de la Ciudad de México, Almudena Ocejo, dijo que en materia de atención social emergente por efectos de fenómenos naturales, el gobierno capitalino cuenta con un presupuesto de 95 millones de pesos, para entrega de materiales y enseres a población de atención prioritaria.

Como consecuencia de los daños causados por las precipitaciones pluviales se ha prestado atención a población de tres alcaldías, entre ellas Xochimilco, donde se instaló un comedor emergente para dar tres alimentos al día a familias afectadas, además se entregaron refrigeradores, colchonetas y otros, informó.