*Jóvenes pianistas consideran que el músico alemán sigue siendo un referente en cuanto a la creatividad

Los pianistas Erik Cortés, de la Facultad de Música de la UNAM (FAM) y Carlos Salmerón, de la Escuela Superior de Música Reina Sofía, quienes interpretaron el programa “El Arte de Piano”, para conmemorar los 250 años del nacimiento de Ludwing van Beethoven, reflexionaron sobre la necesidad de fomentar su ejemplo para lograr un arte de calidad.

“El recital a cuatro manos implicó tocar más allá de lo que se conoce para piano del genio de Bonn. Este programa obedeció a la necesidad de mostrar obras poco conocidas del músico alemán”, indicó Carlos Salmerón, integrante del grupo de Concertistas de Bellas Artes, en entrevista con Notimex.

Al concluir su presentación del domingo en la Sala Manuel M. Ponce en Bellas Artes, Erick Cortés, también profesor de piano de la FAM, agregó: “El siglo XIX dio lugar a una gran cantidad de obras para piano a cuatro manos. De hecho, el repertorio de este género se solía tocar en casa particulares”.

Sobre la importancia de Beethoven (Alemania, 1770—Austria, 1827) en la actualidad, los pianistas coincidieron en que “el músico alemán es un emblema de la subversión, de la rebeldía en el arte. Es artista de una originalidad tremenda, de una potencia, fuerza creativa que es todavía un impulso para los artistas actuales. Sigue siendo un referente en cuanto a la creatividad y lo vital no solo en la música, sino en todo el arte”.

Carlos Salmerón agregó que en el contexto nacional interpretar a músicos de este nivel “es acercar arte de calidad a la sociedad mexicana que ve opacado por lo superfluo, lo banal, la ocurrencia. Es necesario que la sociedad pueda maravillarse con este tipo arte y sus posibilidades. El arte favorece el saneamiento social, tiene la virtud de acercar a la gente”.

Sin embargo, para que eso suceda, Erick Cortés, ganador de premios nacionales e internacionales, sentenció: “es necesario generar públicos, se necesita más promoción, extender los programas culturales. Hay apoyos, pero también necesitamos poner atención a las estrategias para lograr músicos y públicos que nos pueda dar representatividad y calidad internacional”.