* El cantante rompe el estereotipo de Jesús plasmado a través del cine

Otro País Noticias, México, 12 Ago (Notimex).- Un vaivén de emociones es el que experimenta el cantante chileno Beto Cuevas a partir del momento en que comenzó a darle vida al personaje estelar del musical Jesucristo Súper Estrella.

“Con este papel me siento en las nubes, pero también en un desafío constante en términos vocales y dramáticos. Nunca imaginé pasar, en cuestión de segundos, de la jovialidad y la alegría, al enojo y la tristeza. Este abanico de emociones me enriquece mucho como actor”, comentó a Notimex.

En lo vocal, dice, es muy difícil alcanzar los tonos de “Jesús”, pues la tesitura de su voz es distinta a la que está marcada en el libreto.

“El papel me ha obligado a buscar otro lado de mi voz, a sazonar mi instrumento de una manera fiel a lo que se espera, pero sin perder mi esencia. Continúa siendo mi voz, pero la hago de una manera más dramática que, sin duda, me cansa muchísimo”.

La cuestión emocional, apuntó Beto Cuevas, no debe ser un acto mecánico, pues dejaría de ser espontáneo y natural. “Prefiero que sea un trabajo duro que me exija todos los días”.

Fue hace varios años cuando el intérprete de éxitos como Día cero y El duelo, como parte del grupo La Ley, atestiguó una función de la referida ópera rock.

“Me empapé de la obra hasta cierto punto, pero no fue mucho porque el director tiene otra visión de las cosas que suceden y no te puedes casar con algo que hayas visto porque lo vas a replicar y dejarás de ser original”.

Su responsabilidad en Jesucristo Súper Estrella, asegura, es mostrar a un personaje humano que lo mismo puede reír como enojarse, llorar y estar feliz.

“No es el Jesucristo solemne visto a través de la historia del cine. Aquel que llega con mucha seriedad a un lugar. En realidad, se trataba de un ser humano con todos los matices que debe una emocionalidad. Me gusta romper el estereotipo con el que se le ha dibujado”.

Beto Cuevas alista la presentación de su más reciente disco en el que incluirá una nueva versión de temas que ya ha interpretado. Uno de ellos es Tanta ciudad a dueto con Leonardo de Lozanne y otro con Ely Guerra, cuyo título aún no se ha revelado.