Redacción

Otro País Noticias, México, 19 Jul (Notimex).- Funcionarios del Gobierno de la Ciudad de México recibieron a representantes de El Salvador interesados en conocer el trabajo que realiza la capital del país en beneficio de los migrantes en retorno.

La titular de la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (Sederec), Rosa Icela Rodríguez, recibió a la viceministra para los salvadoreños en el exterior, Liduvina del Carmen Magarín.

El propósito de la visita fue conocer a detalle la forma en que se dan los apoyos a ese sector y observar la aplicación de los programas y acciones emprendidos por la Sederec a fin de replicarlos en su país.

Durante el encuentro Rodríguez Velázquez destacó la importancia de contar con la Ley de Interculturalidad, Atención a Migrantes y Movilidad Humana, para la protección y ejercicio de derechos de las personas migrantes.

También el decreto emitido por el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, en el que se establece que la capital del país es una ciudad santuario y hospitalaria.

La funcionaria capitalina dijo que dicha ley se puede resumir en que la atención a las personas migrantes es un derecho, no un apoyo o un beneficio y por tanto el gobierno tiene la obligación de brindarla, y que migrar no es un delito sino un derecho.

Explicó que con el Gobierno Federal se cuenta con el Fondo de Apoyo a Migrantes (FAM), el cual otorga recursos a repatriados de Estados Unidos para iniciar un negocio. Añadió que la Sederec también otorga apoyos a proyectos mixtos y de mujeres.

Durante el encuentro se explicó a los visitantes salvadoreños que el principal objetivo de la dependencia es equiparar derechos y beneficios a la población migrante que llega a la ciudad con el resto de los habitantes.

Con ese propósito se resuelve en lo inmediato la alimentación y la pernocta a través de los comedores comunitarios y albergues al arribar a la capital, en caso de que no cuenten con una red familiar en el país. En caso de tenerla se apoya en su búsqueda, y si son de otros estados de la República se les proporciona el boleto de autobús.

En caso de que lleguen con problemas de salud se les canaliza a atención inmediata, y a través de la Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo se les otorga el Seguro de Desempleo durante seis meses, para que tengan apoyo económico para sustentar gastos básicos en tanto consiguen incorporarse a una actividad productiva.

Cuando tienen familiares en Estados Unidos que han fallecido reciben ayuda de pago del servicio funerario y la Sederec ofrece recursos para la compra de medicamentos, aparatos auditivos y la adquisición de una canasta básica alimentaria.

Los migrantes son auxiliados con el pago de apostille o traducción de su acta de nacimiento, para obtener la doble nacionalidad ante el Registro Civil capitalino.

La Ciudad de México pone a disposición la Línea Migrante, en la que se reciben unas 80 llamadas diarias de distintos puntos de la República y de otros países.

La Tarjeta Sederec ofrece acceso a servicios y programas del gobierno, el cual lleva a cabo el Operativo Migrante para brindar asesoría y orientación a quienes retornan al país en periodos vacacionales y apoya en la regularización migratoria a quienes deciden quedarse en la capital.

En su oportunidad, la viceministra para los salvadoreños en el exterior dijo que tienen 190 mil salvadoreños con Estatus de Protección Temporal (TPS), y están en la búsqueda de alternativas de atención.

Destacó la importancia de la ayuda psicológica a los migrantes retornados, para que comprendan que no sólo en Estados Unidos pueden salir adelante y que con los apoyos en sus países tienen la posibilidad de nuevas expectativas de vida.

La directora general del programa Somos Mexicanos del Instituto Nacional de Migración (INM), Dalia Gabriela García, destacó el trabajo del Gobierno de la Ciudad de México, y dijo que la capital es la única entidad a nivel nacional que da apoyo a personas migrantes con sólo comprobar su residencia.

Expresó que el INM recibe a las personas migrantes y posteriormente las canaliza a la Sederec por su gama de apoyos y programas. “Aquí es la reintegración, podemos recibirlos muy bien pero si no damos el segundo paso de nada serviría”.