*Al presentar su informe en Guerrero advierte sus sospechas de una reunión en el C4 antes de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Otro País Noticias, México, 3 de septiembre (Notimex).- Integrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presentaron un informe sobre el balance del primer año del Mecanismo Especial de Seguimiento al caso Ayotzinapa, ante estudiantes y padres de familia de la escuela Normal, en Guerrero.

Los integrantes de la CIDH reiteraron su rechazo a las investigaciones efectuadas por el gobierno federal, las que, dijeron, requieren una investigación independiente, sobre la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinpa.

Durante el informe estuvieron presentes Esmeralda Erosemena, relatora para México de la CIDH; Luis Ernesto Vargas, comisionado de la CIDH, Pablo Abrao, secretario Ejecutivo de la CIDH; Jan Jarb, representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los derechos Humanos, y Luis Raúl González Pérez, Comisionado Nacional para los Derechos Humanos.

La CIDH exigió al Estado mexicano una investigación imparcial, así como la creación de la comisión de la verdad, y confían que durante la próxima administración se abra la posibilidad de que las víctimas puedan tener acceso a la justicia.

Luis Ernesto Vargas anunció que han sido enviadas cerca de 150 preguntas al Estado mexicano para que responda tres aspectos que son la búsqueda, la investigación criminal y la visitaduría de la PGR.

De acuerdo con la CIDH, en sus argumentos, sospecha de una reunión previa en el Centro de Comando, Control, Comunicaciones y Cómputo C4, de Guerrero, poco antes del ataque en el municipio de Iguala, Guerrero, que derivó en la desaparición de los 43 normalistas de la Normal de Ayotzinapa, el 26 y 27 de septiembre de 2014.

Los integrantes de la CIDH dijeron que no aceptarán el resultado de las autoridades federales y piden que se lleve a cabo una investigación alterna con la comisión de la verdad y que sea el próximo gobierno el que dé la oportunidad a los padres de familia de conocer la verdad sobre la desaparición de sus hijos.