• El 89% de las personas privadas de su libertad en este lugar fueron trasladadas al Centro Penitenciario Varonil de Tanivet, considerado el más seguro y vanguardista del sur de México

  • Reitera el Gobernador que el cierre de este espacio es un mensaje claro de que el Gobierno de Oaxaca trabaja para crear y construir nuevas oportunidades y garantizar la paz social

Santa Lucía del Camino, Oax. 26 de octubre de 2020. Con el cierre definitivo del Centro Penitenciario de Santa María Ixcotel realizado la mañana de este lunes, el Gobierno del Estado de Oaxaca reafirma su compromiso con la creación de mejores condiciones de seguridad y gobernabilidad para la entidad, así como con el respeto a los derechos humanos de las Personas Privadas de su Libertad (PPL).

Tras realizar un recorrido por las instalaciones de este penal ubicado en el municipio de Santa Lucía del Camino, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa, señaló que el 89% de las PPL de este lugar fueron trasladadas al Centro Penitenciario Varonil de Tanivet, considerado el más seguro y vanguardista de la región sur sureste de México; el 5.5% restante, al Penal de Etla y otro 5.5% al de Miahuatlán de Porfirio Díaz.

Abundó que el cierre de este lugar obedece a garantizar la tranquilidad y paz de las y los oaxaqueños, pero también garantizar la integridad y derechos de las personas que se encontraban ahí purgando una condena.

“Al cerrar esta puerta mandamos un mensaje al pueblo de Oaxaca y México, que somos más y es más fuerte el estado para crear y construir nuevas oportunidades. Todos los días trabajamos para que las y los oaxaqueños alcancen sus sueños”, expresó en presencia del comandante de la VIII Región Militar, General de División Juan Arturo Cordero Gómez, y del titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO), Raúl Ernesto Salcedo Rosales.

Murat Hinojosa agradeció el apoyo y coordinación del Gobierno Federal, así como de las Fuerzas Armadas que a través de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), brindaron todas las facilidades y garantías para el traslado de las PPL.

El Mandatario Estatal puntualizó que en dicho lugar -ahora desocupado- se proyectará la posible construcción de infraestructura educativa universitaria; sin embargo, esta decisión se realizará en conjunto con la Sedena, toda vez que esta Secretaría tiene los derechos de propiedad del penal de Ixcotel.

Asimismo, el titular de la SSPO, Raúl Ernesto Salcedo Rosales, explicó que este cierre y la reubicación de las PPL “atiende al nuevo Modelo Integral de Reinserción Social; así como a las reglas mínimas de las Naciones Unidas para el tratamiento de los reclusos que implica la necesidad de contar con instalaciones dignas y seguras de internamiento, con pleno respeto a los Derechos Humanos”.

Además, dijo que el traslado se realizó sin contratiempos, mediante un operativo de seguridad realizado por las Fuerzas Estatales, Federales y Castrenses; respetando a cabalidad los derechos de las personas que se encontraban ahí.

El Centro Penitenciario de Santa María Ixcotel fue abierto como tal hace casi 60 años, en 1961, en un terreno que habían servido como caballerizas para la Secretaría de la Defensa Nacional. Ante el crecimiento de la Ciudad de Oaxaca y sus municipios conurbados, se volvió imperante su cierre definitivo, al igual que la imposibilidad de realizar las modificaciones para resolver problemas como la sobrepoblación y la deficiencia de su infraestructura, porque ya no aseguraba las condiciones necesarias para llevar de manera efectiva el proceso de reinserción social.

Cabe señalar que 806 de las 906 PPL, que se encontraban en este Centro Penitenciario, fueron trasladados al Centro Penitenciario Varonil de Tanivet, considerado el más seguro y moderno del sur de México, puesto que la calidad de sus instalaciones permite garantizar el respeto a los derechos humanos de las personas privadas de su libertad.

Mientras que 50 más fueron enviados a instalaciones de Etla y el resto, al Centro Penitenciario de Miahuatlán de Porfirio Díaz.