*El ombudsman nacional consideró que hubo acciones y omisiones que afectaron a 96 damnificados de 2013 por el huracán Ingrid y la tormenta Manuel.


Otro País Noticias, Ciudad de México, 5 de noviembre (Notimex).- Debido a una serie de acciones y omisiones que impidieron reubicar y dotar de vivienda a 96 damnificados desde 2013 por el huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel, en Acapulco, Guerrero, la CNDH dirigió la recomendación 38/2018 a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Personal de dicha dependencia no incluyó a familias como beneficiarias de reubicación, y contravino la obligación de utilizar hasta el máximo de recursos disponibles para garantizar el derecho a una vivienda adecuada, informó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

En un comunicado, expuso que la Sedatu no garantizó que una constructora cumpliera con la edificación de un proyecto habitacional e incumplió con el deber de prevenir a la población de riesgos futuros y con la obligación de protegerla frente a terceros (empresas).

Resultado de imagen para damnificados en Acapulco

Refirió que también acreditó que, de esa forma, personal de la dependencia federal violó el derecho humano a una vivienda adecuada en relación con el derecho a un nivel de vida digna en agravio de esas personas damnificadas, habitantes de la localidad “El Quemado”, municipio de Acapulco.

El organismo nacional defensor recordó que en abril de 2017 recibió el escrito de queja presentado por el presidente del Comité “La Isla Las Casitas”, por violaciones a los derechos humanos presumiblemente atribuibles a personal de la Sedatu, en agravio, inicialmente, de 26 personas damnificadas a las que no se les habían entregado sus viviendas después de casi cuatro años de ocurridos los fenómenos meteorológicos, por lo que se inició el expediente de queja.

Tras realizar visitas a la zona afectada, personal de la CNDH se percató del deterioro de las viviendas que las hace inhabitables; se reunió con integrantes del mencionado Comité y conoció de otros casos de personas afectadas, que se incorporaron al expediente inicial, lo que suma un total de 96 individuos agraviados.

Resultado de imagen para damnificados en Acapulco

Al acreditar violaciones al derecho humano a una vivienda adecuada en relación con la garantía a un nivel de vida digna, la CNDH pidió a la Sedatu inscribir a los 96 afectados en el Registro Nacional de Víctimas para que tengan acceso a la reparación integral del daño que sufrieron.

Además, se realicen todas las medidas necesarias de carácter legal, administrativo y de recursos financieros para que esa dependencia federal, a más tardar el 30 de noviembre de 2018, concluya los trabajos de construcción de viviendas adecuadas para los damnificados de los fenómenos meteorológicos.

También deberá asegurar que las viviendas sean entregadas con escritura pública a todas las víctimas, que garantice la seguridad de la tenencia y cuenten con los servicios públicos básicos; revisar de manera detallada los procedimientos internos de adjudicación de contratos de obra en casos de desastre, así como sus procedimientos de construcción.

Imagen relacionada

De igual forma, tendrá que colaborar con la CNDH en la queja y en el inicio de la carpeta de investigación que se presentarán ante el Órgano Interno de Control en la Sedatu y en la Procuraduría General de la República, respectivamente, contra quien o quienes resulten responsables de esos hechos, así como capacitar a su personal en forma integral en materia de derechos humanos.

“Esta recomendación ya fue debidamente notificada a su destinataria y puede consultarse en la página www.cndh.org.mx“, explicó