*Gama cultural, musical y expresión de un pueblo colombiano que ve en Barranquilla una ciudad llena de alegría.

 

Otro País Noticias, Barranquilla, Colombia, 3 de agosto de 2018 (Notimex).- Con un desfile multicolor, acompañado por la música y el folclor de esta ciudad de Barranquilla, como en los días del Carnaval de marzo, se extinguió el fuego de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018, en la pista central del Estadio Metropolitano Roberto Meléndez.

Gama cultural, musical y expresión de un pueblo colombiano que ve en Barranquilla una ciudad llena de alegría, fue lo que se vivió en la ceremonia de clausura de los Juegos Centroamericanos y del Caribe que organizó esta ciudad.

Si bien ya no fue la solemnidad de lo que ocurrió en la ceremonia de apertura, los atletas que todavía se quedaron en el último día de competiciones en Barranquilla, disfrutaron de un mosaico muy al estilo del carnaval y con diversos matices.

Una celebración que se vive en el primer trimestre de cada año, antes del miércoles de ceniza. La Unesco consideró al Carnaval como una Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

Luego, se dio paso a los sonidos del típico son panameño, con música del emblemático cantautor “canalero” Rubén Blades.

En este ambiente el alcalde de la ciudad de Panamá, José Isabel Blandón, recibió la estafeta para recibir los Juegos Centroamericanos y del Caribe en el 2022, y destacó que Barranquilla dejó un nivel “muy alto en su organización”.

De la misma manera, agradeció a la Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe (Odecabe), por confiar en Panamá para el reto del 2022, “es un gran compromiso que no deja Barranquilla, y debemos mejorar”.

Añadió que a partir de este momento, el Comité Organizador panameño comenzará a trabajar para realizar unos Juegos Centroamericanos “tan buenos o mejores como los que tuvo Barranquilla”.

Y agregó que “Panamá se prepara a partir de hoy para recibir a todos los atletas y visitantes, con los brazos abiertos”. Esta será la tercera ocasión que el país “canalero” realizará esta justa, luego de 1938 y 1970.