*En la Sala Principal del palacio, Solistas Ensamble interpretó obras de Saint-Saëns y Gabriel Fauré
Por Iván Santiago Marcelo

El Palacio de Bellas Artes dio la bienvenida a las fiestas decembrinas con la presentación de Solistas Ensamble de Bellas Artes, agrupación que interpretó el Oratorio de Navidad de Camille Saint-Saëns (Francia, 1835-1921) y Réquiem en Re menor, op. 48, de Gabriel Fauré (Francia, 1845-1924).

Con júbilo, en punto de las 17:00 horas en la Sala Principal del recinto fueron recibidos los músicos, el coro y, finalmente, Christian Gohmer, quien desde 2017 dirige este ensamble. De inmediato, cada quien tomó su lugar y su instrumento para comenzar la interpretación de obras que son producto del papel que tuvo la Iglesia Católica en la historia musical francesa del siglo XIX.

Durante la primera parte de la presentación, el público tuvo la oportunidad de escuchar, a través del coro, solistas, así como instrumentos de cuerda y arpa, la obra Réquiem en Re menor, op. 48, la pieza más destacadas de Fauré, que compuso entre 1877 y 1900 a propósito del fallecimiento de sus padres.

El coro, los barítonos Sergio Meneses y Édgar Gil, así como la soprano Penélope Luna se llevaron los aplausos del público que durante más de media hora escuchó atentamente las siete parte de la obra considerada como una de las más hermosas misas de difuntos o réquiem.

En la segunda parte de la presentación del Solistas Ensamble de Bellas Artes —agrupación con 35 años de interpretar música antigua y contemporánea— en el recinto cultural también sonó el Oratorio de Navidad de Saint-Saëns, considerada como una “obra bellísima y de una gran profundidad espiritual”.

A lo largo de las 11 partes que conforman esta obra del compositor, músico y director de orquesta francés, que interpretó el ensamble por poco más de 30 minutos, destacaron las voces de los tenores Mauricio Esquivel, Ricardo Estrada, Ángel Ruz y Mario Hoyos; las sopranos Lorena Von Pastor, Ekaterina Tikhonchuck, Ana Rosalía Ramos, así como Violeta Dávalos, además de los barítonos Jesús Ibarra, Óscar Velázquez, Édgar Gil y Luis Rodarte, entre otros artistas que pusieron al público del pie.

Pocos minutos ante de las 19:00 horas el ensamble concluyó con su programa oficial, pero al ver el ánimo del público, el director Christian Gohmer decidió se interpretará una pieza más, y posteriormente otra, con las que deseó al público “felices fiestas decembrinas”.

Tanto ese Oratorio de Navidad como el Réquiem en Re menor, op. 48 fueron estrenadas en el templo de Santa María Magdalena, en París, recinto en el que los dos compositores fueron organistas.