*Reducirá también las emisiones de gases de efecto invernadero en 40 por ciento

La industria de la moda ocupa el segundo sector de la economía que consume más agua y produce alrededor del 20 por ciento de las aguas residuales del mundo, las cuales al ser tratadas generan una cantidad considerable de gases de efecto invernadero, que contribuyen al calentamiento global.

En casi 200 años de historia, lo que la convierte en la industria más antigua del mundo, ha cambiado poco, por lo que temas como el costo ambiental, la optimización del uso de los recursos, la escalabilidad y la personalización de los productos tienen un lugar central en los debates sobre innovación.

Debido a ello, una empresa de impresoras instaló en Brasil su primer Centro de Soluciones en América Latina enfocado en la transformación digital de la industria textil, para impulsar la digitalización y la sostenibilidad en los procesos de impresión.

Según datos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la industria de la moda es el segundo sector económico que consume más agua y produce alrededor de la quinta parte de las aguas residuales del mundo, además de generar 1.5 millones de empleos directos y casi ocho millones de indirectos.

Basándose en ese mercado, Epson desarrolló sus tecnologías de sublimación, explicó Fábio Neves, presidente de Epson do Brasil. “Somos una empresa líder en impresión, proyección e imagen digital, pero ampliamos nuestra experiencia para el sector textil al aportar una muestra de cómo serán las impresiones del futuro: con más innovación, calidad y sostenibilidad”.

Además de ocupar un espacio físico diez veces mayor, las impresiones analógicas consumen entre 80 y 200 litros de agua por kilogramo de tela impresa, mientras que la impresión digital con tinta pigmentada usa solo dos litros. “Al reducir el consumo de agua, también se reduce el volumen de aguas residuales enviadas a las plantas de tratamiento y, en consecuencia, las emisiones de carbono (alrededor del 40 por ciento) que se liberan en los procesos de limpieza”.

La tecnología de sublimación de la empresa fue desarrollada por la sede japonesa para servir al mercado brasileño y se extendió rápidamente a otros continentes. El Centro de Soluciones es parte de la estrategia para acelerar la expansión global del negocio de impresión digital textil y crear un espacio que permita probar nuevas soluciones para mejorar la industria de la moda.

El Centro de Soluciones muestra que en 200 metros cuadrados es posible producir 20 mil camisetas impresas y 200 mil metros cuadrados de tela por mes. Un local de impresión analógica necesitaría 10 veces el espacio para producir la misma cantidad. “El Centro de Soluciones es un ejemplo de cómo podemos hacer más con menos, sin descuidar los problemas ambientales”, explicó Neves.