Otro País Noticias, Acapulco, Gro., 13 de marzo de 2019.- Maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) marcharon por la costera Miguel Alemán y bloquearon la zona turística de la Diana y el Acapulco Diamante, en demanda del pago salarial correspondiente a la primera quincena de marzo a más de cinco mil 743 trabajadores.

La movilización se presentó en dicha zona turística, a la altura de la Promotora Turística, ya que dichos docentes no están en el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa (FONE), es decir, están fuera de nómina.

Los maestros, que ocasionaron un caos vehicular por más de cuatro horas en las principales avenidas importantes del puerto, también exigieron la derogación de la reforma educativa que dejó vigente la pasada administración federal; a la movilización se unieron docentes de la región Costa Grande, Costa Chica y Coyuca.

Arcángel Ramírez Perulero, de la CNTE-CETEG, dijo que las autoridades del estado y la federación no aseguran a los trabajadores ingresar al FONE y como consecuencia no está garantizada la primera quincena de marzo.

Ante está inconformidad, el gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores, detalló que hasta el momento no ha recibido respuesta por parte de autoridades de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para que el gobierno federal pague e incorpore al Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa (FONE) a cinco mil 743 trabajadores que son parte del Personal de Apoyo y Asistencia a la Educación.

Sin embargo, confió que espera que hoy y mañana sea un día clave para que se resuelva el problema de pago de salarios a los docentes.

Mientras, el secretario de Educación en Guerrero, Arturo Salgado Urióstegui, al hablar sobre los maestros que no están dentro del FONE, dijo que hay preocupación porque no les han enviado los recursos para pagar la primera quincena de marzo a los más de cinco mil trabajadores.

Comentó en entrevista con medios de comunicación, que tampoco la federación ha cubierto las primeras cuatro quincenas de 2019 y el gobierno del estado prestó a la SEG los recursos para pagar el salario a los trabajadores administrativos y docentes en todo el estado, pero la mayor parte se ubica en Acapulco y Chilpancingo.

Aseguró que los cinco mil 743 empleados de la Educación Pública son personas que trabajan como prefectos, administrativos, intendentes, auxiliares y son importantes y necesarios en el centro de trabajo, es decir que no son “aviadores” y están perfectamente ubicados en los diferentes centros de trabajo. (Notimex)