*La deficiencia de esta vitamina puede causar múltiples daños a la salud

La vitamina A es necesaria para la función de las células nerviosas sensibles a la luz en la retina del ojo, también ayuda a mantener saludable la piel y el revestimiento de los pulmones, el intestino y el conducto urinario, además es buena para fortalecer el sistema inmune.

Por lo anterior, la deficiencia de esta vitamina puede causar múltiples daños a la salud, por ejemplo: es la causa frecuente de ceguera, de xeroftalmía, la piel se vuelve reseca y escamosa, el revestimiento de los pulmones, del intestino y de las vías urinarias se hace más grueso, además las infecciones son más frecuentes, sobre todo en bebés y niños.

Un síntoma prematuro de la carencia de ésta es la ceguera nocturna, causada por un trastorno de la retina, al cabo de poco tiempo, el blanco de los ojos y las córneas empiezan a secarse y a esto se le conoce como xeroftalmía.

Los trastornos que afectan la absorción de las grasas también pueden reducir la cantidad de vitamina A en el organismo, la cirugía del intestino o del páncreas puede causar el mismo efecto, de acuerdo con el Manual de Merck de Información Médica General.

El diagnóstico se basa en los síntomas, el tratamiento consta de la administración de dosis altas durante varios días, si los síntomas persisten después de dos meses, los médicos generalmente realizan las pruebas necesarias para detectar un trastorno que pueda estar alterando la absorción de las grasas.