El gobierno de Reino Unido informó que se desarrolla el primer esquema de calefacción urbana que utiliza energía alimentada por el agua de minas, la cual sería una solución viable para resolver una posible crisis energética en la nación.

La implementación de este sistema comenzará durante la primavera en el Seaham Garden Village, ubicado en el condado de Durham, noreste de Inglaterra, para mil 500 casas, una escuela, tiendas, así como a centros médicos y de innovación.

El nuevo desarrollo será abastecido con calor geotérmico del tratamiento de aguas de la mina Dawdon, la cual se compone de una extensa red de minas de carbón que están abandonadas e inundadas.

El calor de la mina puede ser una fuente de energía que no se ve afectada por factores externos, lo que significa que tiene un precio estable y no tendrá variaciones futuras o aumentos en los precios.

Asimismo, es una fuente de energía renovable que también tiene el potencial de tener una huella de carbono cero.

The Coal Autority (organismo gubernamental relacionado con el sector minero de Reino Unido) incluirá la gestión de muchos esquemas de tratamiento de aguas de minas en toda Gran Bretaña.

“El calor de las minas de carbón abandonadas es una solución innovadora y práctica para uno de los grandes desafíos que enfrenta la economía: descarbonizar nuestros suministros de calefacción”, destacó Jeremy Crooks, jefe de Innovación de Coal Autority.

Añadió que el agua en las minas se calienta por procesos geológicos y permanece estable durante todo el año, por lo que este recurso se puede transferir a una red de tuberías utilizando un intercambiador de calor.