Otro País Noticias, Ciudad de México, 30 de abril de 2019. – El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que su gobierno trabaja para garantizar el bienestar de la niñez mexicana, para que sean felices y que nadie se quede sin alimentos, educación, salud, así como para que se erradique la pobreza en todo el país.

Al reunirse con niñas y niños de Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Puebla, a quienes felicitó por el Día del Niño y ofreció un desayuno en Palacio Nacional, dijo que como nunca, su gobierno otorgará 10 millones de becas para estudiantes de los niveles básico, intermedio y superior, así como en maestría y posgrado.

“Estamos procurando que se tenga derecho a la educación, que la educación no sea un privilegio sino un derecho de todos, por eso ahora se están otorgando becas como nunca había sucedido en la historia de México”, expresó el Ejecutivo federal, quien estuvo acompañado por los secretarios de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y de Educación Pública, Esteban Moctezuma, así como por su esposa Beatriz Gutiérrez Müller.

Posteriormente, y antes de darle la palabra a su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, pidió a los menores de edad que no se olviden de ser buenos mexicanos y que sean felices, pero que esa felicidad se dé no sólo este día, sino toda la vida.

También la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, felicitó a las niñas y niños y les dijo que independientemente de la profesión que estudien lo importante es que sean felices y alcancen sus sueños, e incluso expresó que quizá alguno de ellos podría regresar a Palacio Nacional ya como presidente o presidenta de México.

En su turno, el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma resaltó que la nueva escuela mexicana se centrará en que se desarrollen todos los talentos de las y los niños, incluidas las artes y el deporte.

Previamente, los pequeños desayunaron en el patio central de Palacio Nacional con el presidente López Obrador y su esposa, así como los titulares de Segob y de la SEP. Les sirvieron huevo, frijoles, quesadillas de maíz azul, además de jugo, chocolate y pan.

Algunos de los niños y niñas mostraron a los medios de comunicación las fotografías que se tomaron con el presidente López Obrador, y comentaron que estaban muy contentos por haber tenido la oportunidad saludar y conversar con él unos momentos.

Varios de ellos coincidieron en que su mayor preocupación es la violencia, que en muchas ocasiones los hace quedarse en casa, ante el temor de que les suceda algo. “A veces, no siempre, porque a veces hay personas que solo se te quedan viendo raro y no me dan tanta seguridad”, comentó Fernanda Santiago Margarito.

“Yo siempre quise que Obrador fuera presidente y también mi abuelito”, confesó Manuel Alejandro, de cuarto año de primaria, procedente de la escuela Benito Juárez, ubicada en Oaxaca, quien además destacó que pediría al Ejecutivo empleo para todos los padres de familia y educación y salud para todos los niños.

Durante la rueda de prensa algunos de los menores cabecearon, debido a que debieron despertar desde las 4:00 horas para llegar a tiempo al desayuno en el que fueron los invitados de honor por alcanzar los mejores promedios de su escuela.

Otros pequeños arribaron a la Ciudad de México desde ayer, con 15 horas de trayecto en autobús, procedentes de Zinacantán, Chiapas, a donde regresarán este miércoles. (Notimex)