*Localizada en la zona maya del estado, la pared de piedra muestra figuras humanas, animales e impresiones de manos

Redacción

Otro País Noticias, Ciudad de México, 5 de julio de 2018.- Durante una exploración realizada en la selva maya, el equipo del investigador yucateco Sergio Grosjean encontró pinturas rupestres en una cueva.

Están impresas en una pared de alrededor de 15 metros de largo y 5 de alto, en la cual se aprecian figuras humanas, animales, impresiones de manos con técnicas muy antiguas.

“Recientemente se hizo un descubrimiento importante que nos habla acerca de parte de la cultura de los mayas, nos encontramos pinturas en diferentes técnicas, hay animales, hay seres humanos, hay guerreros, hay figuras geométricas, unas cruces y lo interesante de esto que es un hallazgo único en su tipo”, explicó el investigador Sergio Grosjean.

De este hallazgo ya tuvo conocimiendo el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que es la autoridad encargada de preservar e investigar los vestigios arqueológicos de la zona.

Con el fin de proteger las pinturas, no se reveló la ubicación, aunque en un futuro se buscará abrir para que el público las conozca.

“La cueva está bien protegida, muy pocas personas saben la ubicación y hemos dado parte a las autoridades con la intención de hacer un proyecto de investigación a no muy lejano plazo, para que finalmente pueda funcionar como un proyecto de desarrollo sustentable en que la misma comunidad administre el cenote, estén seguras y los custodien celosamente para que se preserven eternamente”, afirmó.

Se estima que en Yucatán hay más de 3 mil cenotes, cuevas y cavernas. Faltan muchas por explorar y descubrir, pero el factor humano las ha ido destruyendo.

“Hemos visto casos que incluso buzos han grafiteado a 15 metros de profundidad, entonces lo que puede suceder en un lugar como este sería terrible, hemos visto sitios arqueológicos que encontramos grafitis modernos, y la basura imagínate todo lo que se puede perder”, comentó.

La “Expedición Grosjean” tiene registrado otros casos de pinturas pre mayas como la gruta de Kaua, o el hallazgo realizado en la gruta Aktun Santuario en Akil, misma que se encontraba sellada desde el periodo prehispánico, donde se descubrieron cerámicas y vasijas.