‘Huachicoleo’ persiste, aunque con menos intensidad. En lo que va del sexenio se han hallado 19 mil 388 tomas clandestinas de combustible; Pemex suma casi seis mil denuncias por este delito, lo que ha derivado en 155 personas detenidas

Fuente: Excelsior

Ee diciembre de 2018 a junio pasado se detectaron 19 mil 388 tomas clandestinas de combustible en el país, un promedio de 33.6 cada día.

Desde el arranque del sexenio se han ejecutado acciones contra este delito por parte de Pemex, Sedena, Marina y la Guardia Nacional.

Aunque los datos muestran que esta estrategia ha permitido reducir paulatinamente las perforaciones ilegales, el problema persiste.

De acuerdo con información de Pemex publicada en la Plataforma de Transparencia, en el periodo referido la petrolera presentó más de cinco mil 769 denuncias por estos hechos, lo que ha llevado a la detención de 155 personas por robar combustibles, ya sea en flagrancia o por posesión no justificada.

EN EL SEXENIO: 19,388 TOMAS CLANDESTINAS
En lo que va de la presente administración, de diciembre de 2018 a junio de 2019, se han detectado un total de 19 mil 388 tomas clandestinas en todo el país para el robo de hidrocarburos.

Con el arranque de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, se han ejecutado acciones entre Petróleos Mexicanos (Pemex) y otras instancias de gobierno como la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Marina (Semar) y la Guardia Nacional, contra este delito.

Los datos muestran que esta estrategia ha permitido reducir paulatinamente las perforaciones ilegales, sin embargo, este problema aún persiste.

Según información de la petrolera publicada en la Plataforma de Transparencia, en el periodo Pemex ha presentado más de 5 mil 769 denuncias por estos hechos, lo que ha llevado a la detención de 155 personas por robar combustibles de alto valor agregado, como lo son gasolinas y diésel, ya sea en flagrancia o por posesión no justificada del producto, entre otras acciones.

Los datos muestran que, de diciembre de 2018 a junio de 2020, Hidalgo es el estado que más tomas clandestinas ha registrado con un total acumulado de 6 mil 119, lo que representa el 31.5% respecto a las 19 mil 388 de todo el país.

La situación en la entidad ha tomado relevancia después del incendio del 18 de enero de 2019 en el ducto Tuxpan-Tula, a la altura del kilómetro 226 en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, que dejó más de 130 muertos.

La empresa del estado aseguró que esta situación se derivó “de la manipulación de una toma clandestina para el robo de combustible, pues tan sólo ese mes se registraron en Hidalgo 508 tomas 97.6% más que el mes anterior

El segundo estado donde se ha registrado el mayor número de ataques a la red de ductos es Puebla, uno de los principales focos rojos, pues suma 2 mil 869 tomas y es la zona donde también se registran fuertes enfrentamientos.

 

DESCARBONIZACIÓN

Los planes de México para la producción de petróleo y gas, así como el continuo uso de com­bustibles fósiles para la generación de electri­cidad, evitarán que se cumpla con las metas de mitigación de Gases de Efecto Invernadero (GEI), compromiso que ad­quirió el país en el mar­co del Acuerdo de París, para mantener el au­mento de la temperatura media mundial por de­bajo de 2ºC.

De acuerdo con un análisis de Iniciativa Climática de México, en conjunto con otras or­ganizaciones, aseguran que es necesario que el país y los proyectos del sector energético va­yan encaminados a una “descarbonización”.

En el caso del sector eléctrico, el documento Rutas Sectoriales de Descarbonización Para México 2030 y Proyec­ciones a 2050, prevé que en un escenario tendencial de los pro­yectos contenidos en el Programa del Siste­ma Eléctrico Nacional (Prodesen) hacia 2033, no están encaminados a cumplir con la reduc­ción de GEI.