*En su conferencia de prensa matutina, el presidente López Obrador y funcionarios de distintas dependencias informaron de todas las acciones contra el huachicol.

Otro País Noticias, México, 14 de enero.- El gobierno federal informó este lunes sobre las acciones que en los distintos frentes ha emprendido contra el robo de combustible y para normalizar el abastecimiento en el país.

Durante la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, funcionarios de distintas dependencias informaron sobre el reforzamiento de la seguridad en instalaciones y ductos de Petróleos Mexicanos, las acciones judiciales emprendidas hasta ahora y hasta las medidas fiscales y financieras derivadas de auditorías y revisión de cuentas de distribuidores e importadores de combustibles.

Antes del informe que cada uno de los funcionarios rindió ante la prensa, López Obrador advirtió que “no aflojará” en su combate al robo de combustible y que encarará otros asuntos pendientes relacionados con la corrupción en cuanto resuelva el problema de huachicol.

“Resolviendo esto vamos con otros asuntos, nomás que uno por uno, porque si no se va a complicar todod un poco más, pero vamos a limpiar de corrupción el país”, dijo López Obrador.

Respecto de las acciones que en el ámbito fiscal y financiero lleva a cabo el gobierno federal, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, informó que hasta el momento detectaron “lavado” de dinero por 10.000 millones de pesos provenientes del “huachicol” y, como consecuencia, presentaron 5 denuncias penales contra empresarios y servidores públicos.

Entre estos hay un ex funcionario de Pemex, un ex diputado local, un ex presidente municipal, un empresario y una persona física. Vinculados a estos, agregó, las autoridades congelaron cuentas bancarias de 15 personas más y tiene bajo investigación a otras 24 relacionadas con el “lavado” de dinero producto del “huachicol”.

Nieto explicó que para “lavar” el dinero los involucrados recurrieron a transferencias internacionales por más de 2 millones de dólares, compra de vehículos de lujo, inmuebles, boletos de avión y obras de arte.

Nieto detalló que las investigaciones partieron de la revisión de operaciones insuales y relevantes en cuentas bancarias de funcionarios y empresarios que importan y compran a Pemex combustible, pero que reportan ventas que superan sus volúmenes de adquisiciones. “Ese diferencial –dijo– es producto del huachicol”.

La directora del Servicio de Administración Tributaria, Margarita Ríos-Farjat, también detalló las auditorías y “revisiones fiscales profundas” que lleva a cabo de la mano con Pemex en las operaciones de las gasolineras.

Dijo que de 12.000 estaciones de servicio, en 194 encontraron inconsistencias en la declaración del Impuesto sobre la Renta (ISR) por 3,217 millones de pesos, sólo correspondiente al ejercicio 2018.

Poco más de la mitad de esa cifra (54%), que equivale a 1.742 millones de pesos, corresponde a gasolineras ubicadas en 7 estados, entre estos, los más afectados por el “huachicol”, dijo.

La directora del SAT informó que, en tanto estos contribuyentes no regularicen su situación, están impedidos de importar combustibles y emitir facturas.

El SAT y la UIF además han compartido información de 32 contribuyentes más relacionados con actividades irregulares y están en estudio otros 200 casos e los que han detectado inconsistencias fiscales o irregularidades.

Ríos-Farjat informó también que en los operativos para la detección de combustible robado participa personal del SAT que en aduanas, carreteras, domicilios y otros inmuebles ha confiscado 9 pipas y más de 200.000 litros de gasolinas robadas.

Como consecuencia de estas acciones y del operativo de seguridad en instalaciones y ductos, en el que participan 5.092 militares, marinos y policías federales, la Procuraduría General de la República ha abierto 1.700 carpetas de investigación por delitos relacionados con el robo de combustible.

Alejandro Gertz Manero, responsable temporal de la PGR en tanto el Congreso elige fiscal general, informó además que la dependencia ya consignó ante la autoridad judicial los casos de los tres ex funcionarios de Pemex relevados de su cargo y vinculados con el manejo irregular de los flujos de combustible a través de los ductos.

“Ya sólo estamos esperando del Poder Judicial que nos asignen juez para la primera audiencia”, informó el titular de la PGR.

Anunció además que 1.000 agentes de la Policía Federal Ministerial, que hasta ahora estaban asignados a labores de custodia como escoltas, serán incorporados a las tareas de seguimiento de todas las carpetas y procesos penales abiertos contra presuntos “huachicoleros”.

Además instruyó a los ministerios públicos federales a agilizar procesos para devolver la custodia de combustibles y pipas a Pemex, y afirmó que a la fecha ya están en poder de la empresa petrolera 60 pipas y 4.5 millones de litros de combustibles asegurados durante los operativos del plan conjunto.

El general Arturo Velázquez, responsable por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional del operativo conjunto de seguridad, informó que hay desplegados 5.092 elementos del Ejército, la Marina y la Policía Federal para la vigilancia de ductos e instalaciones de Pemex, y que a estos se sumarán más en las próximas semanas.

Explicó de los 56 mil kilómetros de ductos de Pemex, 13.000 están clasificados como problemáticos, y 6.000 como críticos, y en estos se concentró la operación de vigilancia que comenzó el pasado 5 de enero.

Velázquez dijo que la vigilancia de las fuerzas federales se extenderá a 7 ductos que concentran los mayores volúmenes de combustible para la distribución. (Redacción)