*Advierte que la escasez afecta a 40% de la población mundial

Otro País Noticias, Naciones Unidas, 22 de marzo (EFE).- Naciones Unidas puso hoy en marcha una década de acciones destinadas a evitar una “crisis global” del agua, uno de los grandes problemas a los que se enfrenta el mundo, según la organización.

“La creciente crisis del agua debería estar mucho más arriba en el radar del mundo”, advirtió el secretario general de la ONU, António Guterres.

Coincidiendo con el Día Mundial del Agua, Guterres dio el pistoletazo de salida a un programa de diez años de duración con el que Naciones Unidas quiere lograr que se preste más atención a esta cuestión y que se impulsen medidas para una mejor gestión del agua.

Según expertos de la organización, el mundo necesita un enfoque totalmente nuevo sobre el agua si quiere evitar una “crisis global”.

Hoy el 40 por ciento de la población mundial está ya afectada por la escasez de agua y hasta 700 millones de personas están en riesgo de verse desplazadas por ese motivo de aquí a 2030.

“Con la demanda de agua dulce proyectada para crecer más de un 40 por ciento para mediados de siglo y con el cambio climático teniendo un creciente impacto, la escasez de agua es una preocupación enorme”, destacó Guterres.

Según la ONU, para 2050 al menos una de cada cuatro personas vivirá en un país donde la falta de agua será un problema crónico o recurrente.

Actualmente, más de 2.000 millones de personas no tienen acceso a agua segura y más de 4.500 millones carecen de servicios de saneamiento adecuados.

El jefe de Naciones Unidas insistió en que sin una gestión efectiva de los recursos hídricos hay riesgo de más y más tensiones entre comunidades y entre países.

“Simplemente, el agua es una cuestión de vida o muerte”, recalcó Guterres, que insistió en que hoy existen soluciones y tecnologías que permiten responder al problema, pero que a menudo no están al alcance de las comunidades que más las necesitan.

El plan de la ONU para esta década se basa en tres objetivos centrales: transformar los distintos ámbitos de la gestión del agua, alinear los programas existentes con los objetivos de desarrollo de la organización y generar voluntad política para una mayor cooperación internacional.

Gobiernos de todo el mundo estuvieron hoy representados en la presentación de esta “década de acción” en la Asamblea General de la ONU, en la que también intervinieron representantes de la sociedad civil y de organizaciones que trabajan en el ámbito del agua.

En la cita se esperaba también al cantante cubano-estadounidense Pitbull, que finalmente no pudo acudir por problemas para llegar a Nueva York tras la gran nevada caída en la ciudad.

El conocido artista ha sido nombrado embajador global de Clean Water Here, una organización que trabaja para mejorar el acceso al agua potable.