El salario mínimo real en México pasó de 103.4 a 118.9 pesos en 26 años. Lo anterior significa que la capacidad de compra de la población, una vez descontado el impacto inflacionario, aumentó 5 pesos. La información con corte a junio pasado está incluida en el Segundo Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador con base en las cifras de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, el Seguro Social y el INEGI.