Kerry Kennedy, directoral del organismo, visitó a los estudiantes en la Escuela Normal Rural de Tixtla

 

Francisca Meza Carranza

Otro País Noticias, Tixtla, Gro., 9 de octubre de 2017 (EFE).- La directora del Centro de Derechos Humanos Robert F. Kennedy de Estados Unidos, Kerry Kennedy, llamó hoy a compañeros de los 43 estudiantes de la Escuela de Ayotzinapa desaparecidos en 2014 a continuar la búsqueda de la verdad aunque eso afecte al gobierno o al crimen organizado.

Kerry Kennedy llegó a la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, en el municipio de Tixtla del estado sureño de Guerrero, al frente de una comitiva de defensores en el marco de una visita a la ciudad noroccidental de Tijuana y Guerrero para tratar temas como desapariciones forzadas, feminicidios y ejecuciones extrajudiciales.

En un breve mensaje público previo a las conversaciones que en privado sostiene con las familias de las víctimas, la directora llamó a los estudiantes a seguir con la búsqueda de la verdad.

“Ustedes son los futuros maestros de esta región y lo más importante que pueden enseñar ustedes a estudiantes es buscar la verdad”, expresó.

Los exhortó a continuar esa búsqueda hasta donde los lleve. “Y si esto tumba un gobierno pues que lo tumbe, y si logra tumbar al crimen organizado, qué bueno, que lo tumbe. Es la única forma de seguir adelante para esta generación y el mundo entero: la búsqueda de la verdad”, aseveró.

El director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Abel Barrera, dijo que la importancia de la presencia de la delegación del Centro Kennedy radica en que puede incorporarse al movimiento de exigencia de justicia en el caso de los estudiantes desaparecidos.

La bienvenida a las instalaciones de la Escuela estuvo a cargo de padres de los 43 desaparecidos, quienes colocaron a los visitantes las distintivas cadenas de flores amarillas, y de los estudiantes de primer grado, conocidos como “los pelones” por el corte de cabello a rape que distingue a los alumnos de nuevo ingreso a ese plantel.

En la explanada de la escuela, donde hay mantas y carteles de protesta de manera permanente, un representante del Comité Estudiantil Ricardo Flores Magón expresó que la visita fortalece su protesta y movilización porque se suma al apoyo de los países y organizaciones que están con ellos en el dolor por la ausencia de los 43.

También esperan que el Centro Kennedy les ayude con nuevos elementos legales para poder encarar a las instituciones del Estado mexicano, pues además de la movilización continúan con el proceso legal con la ayuda de organismos de derechos humanos.

La presencia de los alumnos de nuevo ingreso en la comitiva de bienvenida, dijo, se debe a que forma parte de su formación política, para conocer el papel de los derechos humanos en la labor para derrumbar la “verdad histórica” del gobierno federal sobre el caso.

En lo que han llamado la “verdad histórica”, el gobierno sostiene que los jóvenes fueron detenidos en septiembre de 2014 por policías en el municipio guerrerense de Iguala y entregados a miembros del crimen organizado, que los asesinaron e incineraron sus restos en un basurero.

No obstante, peritos internacionales, incluyendo un equipo designado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), han señalado inconsistencias en la versión oficial y llamado a considerar otras hipótesis.