¿Por qué no recomiendan el uso de cubrebocas con válvula?

Oaxaca de Juárez, Oax. 8 de septiembre de 2020.-Oaxaca se ubica en el semáforo amarillo epidemiológico, sin embargo, es necesario mantener las medidas de higiene recomendadas por los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) para evitar contagios de COVID-19, el conjunto de las acciones aumenta el nivel de protección, y permitirá avanzar a la nueva normalidad.

Así lo informó el jefe del departamento de Promoción de la Salud de la institución, Gustavo Allard Carrasco, quien explicó que el lavado de manos con agua y jabón, así como la sana distancia y evitar tocarse ojos, nariz o boca, son esenciales para la efectividad del uso del cubrebocas durante la pandemia.

Detalló que, aunado a ello, al toser o estornudar se debe utilizar el estornudo de etiqueta (colocar el antebrazo cubriendo correctamente nariz, boca y mentón), independientemente de tener el cubrebocas colocado, para impedir que pequeñas gotas de saliva puedan traspasar la herramienta de protección.

“Existen una infinidad de cubrebocas en el mercado, pero independientemente del modelo del que se trate y de qué porcentaje de partículas filtre cada uno, no estamos protegidos al 100%, de ahí la importancia de no descuidar las otras medidas sanitarias, principalmente el lavado de manos frecuentemente con agua y jabón”, puntualizó.

El experto agregó que es importante que la población sepa que hasta el momento para este tipo de virus no existen vacuna ni cura; pero una de las acciones de protección esencial es el uso correcto del cubrebocas siempre al salir de casa.

Mencionó que las mascarillas deben colocarse cubriendo nariz y boca, ajustarla al rostro, no utilizarla en otra parte del cuerpo, no compartirla ni tocar la parte delantera al traerla puesta, no se deben dejar en superficies u objetos que puedan transferir el virus, desecharla de manera responsable, y lavarse las manos antes de úsala y al quitarla. “Al no seguir las indicaciones, puede tener un efecto adverso en los esfuerzos de mitigación de la enfermedad respiratoria”, dijo.

En este sentido, agregó que los cubrebocas que constan de una válvula en el centro o en el costado como, por ejemplo: modelos N95, FPP2 y FPP3, permiten la salida de aire, ya que la válvula ayuda a regular la temperatura y evita que la tela se humedezca, por eso resultan útiles en “situaciones específicas” (obra en construcción, un taller, lugares donde se genere polvo).

Sin embargo, en el contexto de la emergencia sanitaria por SARSCoV-2 ninguna mascarilla con válvula es efectiva, esto se debe a que esta clase de cubrebocas protege a quien la usa, pero no a las demás personas.

“Dado que filtra las partículas del aire exterior cuando la persona inhala, pero permite el escape de gotas de saliva a través de la válvula cuando la persona exhala, es decir, si la o el individuo que la usa está infectado, puede expulsar gotículas con el virus al hablar o estornudar, y poner en riesgo al resto de las personas”, advirtió.

Allard Carrasco expuso que los cubrebocas caseros son recomendables, siempre y cuando tengan en su interior un filtro de tela de pellón; estos tienen la ventaja de estar fácilmente disponibles para el público en general, además son económicos, cómodos y reutilizables cuando se lava y desinfecta correctamente, y no se agotan los suministros de mascarillas médicas para los trabajadores de salud.

Finalmente, exhortó a las y los oaxaqueños a quedarse en casa el mayor tiempo posible, sobre todo a las personas vulnerables, mayores de 60 años, mujeres embarazadas o que padecen diabetes mellitus, obesidad, hipertensión, principalmente.