*Anunciaron un congreso en San Cristal de las Casas para debatir el tema.

México, 5 de julio (EFE).- El movimiento indígena mexicano adoptará una posición oficial sobre la victoria electoral de Andrés Manuel López Obrador a finales de octubre, en una asamblea de delegados que tendrá lugar en Chiapas, según informaron fuentes del movimiento.

El encuentro, auspiciado por el Congreso Nacional Indígena (CNI), tendrá lugar alrededor del 12 de octubre en San Cristóbal de las Casas, en Chiapas, región donde en 1994 se alzó el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en favor de los derechos de los pueblos indígenas.

Previamente, a finales de agosto, se reunirá en Ciudad de México el Concejo Indígena de Gobierno (CIG), un órgano ejecutivo creado por el CNI, que abordará el mismo tema.

El movimiento indígena intentó presentar a su portavoz, María de Jesús Patricio, conocida como Marichuy, como candidata independiente a la Presidencia de México, pero no logró los avales suficientes para poder contender.

Tras criticar las dificultades que la autoridad electoral interpuso a la candidatura indígena, Marichuy tachó los comicios de “cochinero” y rechazó aliarse o apoyar a cualquiera de los candidatos que finalmente contendieron.

El CIG reconoció durante la campaña electoral que desde la candidatura izquierdista de López Obrador hubo intentos para que el movimiento indígena se sumara a sus filas, algo que rechazaron puesto que el aspirante presidencial no defendía posturas anticapitalistas.

El 1 de julio, López Obrador ganó las elecciones presidenciales con un 53% de los votos, tras prometer un cambio profundo en México que acabe de raíz con la corrupción, la violencia y las desigualdades.

“Escucharemos a todos, atenderemos a todos, respetaremos a todos, pero daremos preferencia a los más humildes y olvidados; en especial, a los pueblos indígenas de México. Por el bien de todos, primero los pobres”, aseguró en su discurso de victoria López Obrador, quien asumirá la presidencia el 1 de diciembre.