*Necesaria, la investigación de credenciales de elector “simuladas” y de fotocopias, dice el consejero Baños

De la redacción

Otro País Noticias, México, 21 de marzo de 2018.- El Instituto Nacional Electoral (INE) presentará una denuncia ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) por las firmas fraudulentas que detectó a los tres aspirantes independientes a la Presidencia.

El consejero Marco Baños dijo que la autoridad buscará indagar por qué los aspirantes independientes consideraron que recursos como el uso de fotocopias como credenciales de elector vigentes podrían resultar válidos, informó el diario Reforma.

De acuerdo con el INE, así sea por la sola presentación de una credencial de elector “simulada” o fotocopia, dará vista a la autoridad judicial para que se investigue y deslinden responsabilidades.

Esta decisión incluye a los tres aspirantes: Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón “El Bronco”, Armando Ríos Piter y Margarita Zavala, pues los tres presentaron micas simuladas y fotocopias.

A Ríos Piter se le detectaron 811 mil 969 casos de credenciales simuladas y 88 mil 183 fotocopias. A “El Bronco” le hallaron 158 mil 532 credenciales simuladas y 205 mil 721 fotocopias, y a Zavala 432 micas simuladas y 212 mil 198 fotocopias.

Baños aseguró que “la vista  a la Fepade prácticamente ya se hizo por parte de las instancias” tanto en el caso de micas simuladas como el de fotocopias.

Aclaró que en el caso de Zavala, cuyo equipo ha indicado que logró que se reclasificaran 2% de las micas que el INE había considerado inconsistentes por ser casos de simulación, el número es reducido. Ese 2% son 2 o 3 firmas solamente, dijo.

El problema de esa aspirante eran las fotocopias y es extraño su uso porque la gente normalmente no va en la calle cargando una copia de su mica, expuso.

Por eso en INE previó en sus lineamientos para la captación de apoyos ciudadanos en pro de aspirantes independientes que las fotocopias sólo pudieran emplearse en municipios con alta marginación y donde no hay conectividad como para usar la aplicación móvil que debían utilizar los aspirantes para la recolección de firmas.