• Ya se tienen los primeros 50 millones de pesos en una cuenta de Bancomer, que será destinada a los afectados y administrada por un comité ciudadano apartidista

Otro País Noticias, Ciudad de México, 29 de septiembre de 2017 (Notimex).- El Partido Acción Nacional (PAN) inició un proceso de recorte dentro de su sede nacional, en donde canceló contratos, despidió personal y redujo gastos de oficina a partir de este jueves como parte de plan de austeridad para poder ayudar a damnificados por los sismos.

Ricardo Anaya Cortés, dirigente nacional del PAN, expuso en conferencia de prensa que se pretende juntar unos 200 millones de pesos.

Indicó que ya se tienen los primeros 50 millones de pesos en una cuenta de Bancomer, que será destinada a los afectados y administrada por un comité ciudadano apartidista.

Tras una reunión de la Comisión Permanente del PAN en su sede de Coyoacán, Anaya Cortés señaló que acordaron pedir al gobierno federal que de manera adicional a los 48 mil millones de pesos que se pretende ahorrar se meta en un verdadero plan de austeridad y se apriete el cinturón.

Por ello, refirió que debe eliminar plazas, gastos de celulares, gasolina, viáticos, gastos de altos funcionarios, publicidad, seguros privados, entre otras cosas detalladas que están en la iniciativa.

Mencionó que todo el dinero asignado al PAN está siendo canalizado para apoyar a los damnificados, salvo los gastos estrictamente indispensables para cumplir con obligaciones legales.

“En los últimos días hemos hecho el más profundo plan de austeridad posible, no una simulación como lo está haciendo el PRI. Hemos pedido la comprensión de empresas de telefonía, de Internet, de limpieza, de mantenimientos y de seguros para cancelar de inmediato contratos”, dijo.

Agregó que “hemos iniciado un doloroso proceso de despidos, liquidación legal, de la inmensa mayoría de personal del PAN, a quienes nuevamente agradezco y ruego su comprensión. Hemos cancelado todos los proyectos y actividades que no son indispensables para cumplir con la ley”.

Además, advirtió que van por la reforma constitucional a fin de que el primer trimestre del próximo año se logre la meta de 200 millones de pesos para apoyar a los damnificados y ya están los primeros 50 millones.

Recordó que ya se presentó una iniciativa de reforma constitucional para que el cien por ciento del dinero de los partidos se destine a los damnificados de los terremotos del 7 y 19 de septiembre.