Otro País México, Ciudad de México, 12 de julio de 2018 (Notimex).- Tras agradecer la confianza de los ciudadanos que votaron por el PRD y advertir que el partido conservará su registro, su presidente nacional, Manuel Granados Covarrubias, aseguró que se emprenderá una profunda transformación a partir de sus aciertos y errores.

Al presentar un posicionamiento a nombre del partido, acompañado por la mayoría de los integrantes del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), afirmó que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) será una oposición de izquierda, responsable, crítica, progresista y transformadora del momento histórico que nos ha tocado vivir.

“Habrá, en la coincidencia, un respaldo por el bien de la ciudadanía; en la diferencia, crítica propositiva para lograr el mayor beneficio para México, manteniendo nuestra lucha y banderas de izquierda”, dijo.

En lo interno, precisó, el PRD tendrá como eje la ética partidaria y por eso “tomaremos decisiones disciplinarias para quienes tuvieron decisiones contrarias a nuestro partido; a quienes optaron por otras opciones políticas para alcanzar objetivos propios, les pediremos su definición”, señaló.

Ofreció que la militancia y dirigencia del partido serán vigilantes del uso correcto de los recursos públicos y advirtió que las acciones del nuevo gobierno deben orientarse a garantizar el bienestar y la seguridad social, las libertades democráticas, los derechos humanos, un medio ambiente saludable y de manera especial, la erradicación de la corrupción y la impunidad.

Agradeció a los miles de ciudadanos que le dieron su voto al partido y señaló que por ellos seguirán trabajando, al tiempo de reconocer, en el partido, a quienes sí están dentro del proyecto y en unidad de propósitos.

También aprovechó para presentar una agenda mínima que sugirió seguir al nuevo gobierno, la cual consta de cinco puntos básicos: crecimiento con justicia, sociedad sin corrupción, nación segura y sin violencia, renta básica, y medio ambiente sano.

Se trata, dijo, de una agenda mínima propuesta al nuevo gobierno (al que le deseó éxito) para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos y sobre la cual trabajará el PRD para contribuir a México como una oposición democrática, seria y propositiva, pero al mismo tiempo firme, que no permitirá abusos de ninguna naturaleza contra la ciudadanía.

Granados Covarrubias afirmó que el PRD emprenderá un trabajo interno serio para recomponerse, a partir del llamado de atención que hicieron los ciudadanos en las urnas el pasado domingo 1 de julio.

Enfatizó el tema de los derechos humanos que, para el partido, resultan absolutamente inviolables y por ello adelantó que estarán atentos a que se respeten en todo momento.

También indicó que su partido está a favor de la formación de una Comisión de la Verdad en el caso Ayotzinapa, tal como ordenó un tribunal de Tamaulipas en la sentencia histórica que emitió hace algunas semanas.

El PRD —concluyó— será una oposición leal a la ciudadanía, que actuará de manera responsable para realizar los cambios que el país necesita.