*Advirtió que siguen las presiones y las proposiciones “indecorosas” sobre el candidato del tricolor y de Anaya.

Redacción

Otro País Noticias, México, 3 de mayo de 2018.- Los cambios en la dirigencia nacional del PRI son una señal de que “quieren recuperarse” de cara a la contienda presidencial que se disputará el próximo primero de julio en el país, consideró Andrés Manuel López Obrador.

El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia dijo que el PRI y su candidato, José Antonio Meade, están en su derecho de hacer ajustes a fin que el ex secretario de Hacienda permanezca en la pelea electoral y aun cuando las presiones para que decline por Ricardo Anaya, aspirante presidencial panista, se mantienen y hasta se ofrecen proposiciones “indecorosas”, dijo.

“Tienen derecho a hacer los cambios que consideren, pienso que están tratando de recuperarse, quieren iniciar una etapa nueva, es una renovación, no lo veo mal”, expresó López Obrador en una breve entrevista al término de un acto de campaña en Mante, Tamaulipas, detalló que las presiones de “la mafia del poder” continúan sobre Meade, a pesar que se asegure que se trata de “una noticia falsa”.

Estas presiones, puntualizó López Obrador, también se extienden al propio Ricardo Anaya.

“Que hagan su lucha todos y que, si pierden que pierdan con dignidad, que no se sometan, que no se vendan, que Anaya no decline por Meade, que llegue al final y que Meade no decline por Anaya, que se aguanten ahí, aunque los están presionando los de la mafia del poder porque los van a ver y les hacen proposiciones indecorosas”, subrayó.

Al preguntarle su opinión sobre lo dicho por el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, en el sentido que se genera descontento en la sociedad cuando se busca el beneficio y el privilegio de unos cuantos por encima de la mayoría, el candidato de Morena pidió al militar que opine con “prudencia” sobre asuntos políticos.

López Obrador expuso que el alto mando tiene derecho a expresarse libremente, pero lo debe hacer “con prudencia”, al igual que el resto del gabinete, incluido el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, a quien felicitó por decir que no está negociando con nadie.

“Están hablando mucho, se meten en la elección y está bien porque son libres, pero no estaría mal que actuaran con prudencia”, indicó.

En cuanto a la negativa de la ex aspirante presidencial independiente, María de Jesús Patricio Martínez “Marichuy”, de apoyar su candidatura presidencial, López Obrador adelantó que respeta la decisión que tomó y no polemizará sobre el tema.