Otro País Noticias, Ciudad de México, 20 de abril de 2019.- En el mundo del espectáculo no todo es felicidad como aparentan sus protagonistas frente a las cámaras o arriba del escenario, pues al bajar el telón y sin público que los juzgue enfrentan una dura batalla contra la realidad, misma que sólo hasta el día de su muerte comienza a develarse.

Infinidad de cantantes, músicos y actores han puesto fin a su vida ante la incredulidad y dolor de sus miles o millones de seguidores en el mundo.

Lo hicieron a causa de un trastorno psicológico, por adicción a las drogas o al alcohol, ineficiencia en el manejo de la fama, la caída de proyectos laborales, enfermedades incurables o por decepción amorosa.

Algunos sufrían depresión severa, otros fueron señalados por la sociedad tras acusaciones de tipo sexual o quizá optaron por el fin de su existencia ante el cansancio por vivir.

“Cuando la persona llega al suicidio como última opción para darle solución a un problema, es porque tenía una enfermedad mental crónica que no se trató a tiempo”, explicó Zeydi Luz Prado Frausto, especialista en terapia Cognitivo Conductual.

Armando Vega-Gil pidió que no se culpara a nadie de su muerte.

La reciente muerte del músico mexicano Armando Vega-Gil, integrante de la banda de rock Botellita de Jerez, se sumó a esta historia: la madrugada del 1 de abril escribió a través de su cuenta oficial en Twitter: “No se culpe a nadie de mi muerte. Es un suicidio, una decisión voluntaria, consciente, libre y personal”.

La dramática resolución del bajista vino luego de haber sido señalado, a través del movimiento #MeTooMúsicosMexicanos, como acosador sexual hacia una joven cuando ésta contaba con 13 años de edad.

Aunque negó categóricamente la versión, dio por hecho que perdería sus trabajos porque todos ellos se construyen sobre su credibilidad pública. “Mi vida está detenida, no hay salida. Sé que en redes no tengo manera de abogar por mí, cualquier cosa que diga, será usada en mi contra”, escribió a manera de despedida.

De acuerdo con la psicóloga Zeydi Prado, Armando Vega-Gil se encontraba extremadamente deprimido. “Seguramente tenía muchos episodios de dolor y perdió las ganas de seguir adelante. Al firmar una carta de este tipo, sabía que tenía un trastorno depresivo, por ello pidió que a nadie se culpara de su muerte”.

Pedro Armendáriz se dio un tiro en el corazón tras ser diagnosticado de cáncer terminal.

En el terreno nacional, aunque 56 años atrás, también sobresale el suicidio de Pedro Gregorio Armendáriz Hastings, mejor conocido como Pedro Armendáriz. Fue actor de la llamada Época de Oro del cine mexicano y destacó como villano en diversas películas de Hollywood.

Con un cáncer avanzado en las glándulas linfáticas, fue internado en el Centro Médico de la Universidad de California. Al enterarse de que le restaba máximo un año de vida, introdujo de contrabando una pistola y cuando su esposa Carmelita Bohr salió de la habitación para almorzar, Armendáriz se dio un tiro en el corazón.

“Pedro Armendáriz se encontraba en crisis tras saber que tenía la posibilidad de vivir solamente un año más. La responsabilidad en ese momento era de la clínica, debieron canalizarlo al área correspondiente para que le informaran cómo debía sobrellevar su enfermedad y su vida a partir de ese momento. Un tanatólogo hubiera sido ideal para tratarlo y quizá se habría evitado dicho desenlace”, consideró la experta.

Rita Macedo se disparó al interior de su automóvil; ya no quería vivir.

“Mamá tenía años diciendo que lo quería hacer, no deseaba seguir viviendo, se sentía sola”, declaró la actriz y cantante Julissa luego de que su madre Rita Macedo, en el interior de su automóvil, ya estando en su casa del rumbo de San Ángel, se disparó en la boca el 5 de diciembre de 1993.

Minutos antes, la afamada actriz visitó a su hijo, el productor Luis de Llano para despedirse. Sin embargo, éste no imaginaba la magnitud de su adiós. De acuerdo con su tercera hija, Cecilia Fuentes, Rita cayó a un abismo sin fondo durante el tiempo que duró su matrimonio con su padre, el escritor Carlos Fuentes.

“Rita es un ejemplo de las personas que pueden estar deprimidas hasta por estar solas. Quizá ella tenía a todos sus familiares, pero su depresión venía de la parte cognoscitiva respecto a situaciones que vivió en el pasado. Algunas de éstas podrían ser por violaciones físicas o abusos emocionales”, indicó en entrevista con Notimex.

Miroslava y una supuesta decepción amorosa.

Fue el 9 de marzo de 1955 cuando la actriz checoslovaca Miroslava Stern, afianzada en México desde hacía varios años, optó por concluir su vida al encerrarse en su habitación e ingerir barbitúricos. Su cuerpo fue hallado 30 horas después con tres cartas en la mano: una para su papá, otra dirigida a su hermano y una más a su apoderado legal Eduardo Lucio.

De acuerdo con su padre Óscar Stern, Miroslava sufría de psicosis que le derivaba en severas depresiones que jamás pudo controlar. Su muerte fue relacionada con la reciente boda del torero Luis Miguel Dominguín, con quien había sostenido una relación amorosa. Sin embargo, en ninguna de las notas se confirmó la versión.

“Perder la vida por amor nunca valdrá la pena. Lamentablemente, este tipo de casos aumentan en los consultorios de especialistas. El paciente primero deja de comer, después deja de salir y termina por no disfrutar más la vida hasta que llega al suicidio. Es muy importante saber manejar las cuestiones del amor antes de iniciar una relación de este tipo”, subrayó.

Lucha Reyes se despidió con una sobredosis de barbitúricos.

También con barbitúricos que su hija de 11 años, María de la Luz Martínez, le compró en la farmacia, la cantante y actriz mexicana Lucha Reyes, considerada la emperatriz de la canción mexicana, puso fin a su existencia.

Con tequila ingirió 25 de 40 pastillas contenidas en un frasco tras permanecer varios días en estado de depresión a causa de la muerte de Francisca Cervantes, madre de su primer marido, también fallecido.

Al percatarse del estado de su madre, María de la Luz avisó a unos tíos cercanos que con el apoyo de la Cruz Roja la trasladaron a un hospital donde le hicieron varios lavados de estómago en un intento por detener la acción mortal. Sin embargo, los esfuerzos fueron en vano y dio su último aliento el 25 de junio de 1944.

“En este caso, la muerte de su suegra ya no le permitió tener un equilibrio de sus emociones y se aumenta el riesgo de suicidio. Lucha no planeó morirse, fue un impulso inmediato ante la tristeza que tenía”.

Se cumplirá un año de la muerte del DJ sueco Avicci.

En el plano internacional son numerosas las muertes por voluntad propia. El 20 de abril se cumplió el primer aniversario luctuoso de Tim Bergling, mejor conocido como el DJ y productor sueco Avicii, autor de éxitos como “Wake me up!”, “Hey brother” y “Broken arrows”, por citar algunos.

Cristales afilados aplicados sobre muñecas y cuello fue la manera que halló para concluir su ciclo. Mediante una carta, su familia declaró: “Él libró una batalla contra sus pensamientos sobre el significado de la vida y la felicidad. No pudo continuar más. Quería encontrar la paz”.

El club de los 27 y sus protagonistas.

El club de los 27 o The 27 Club es la denominación que se le ha dado a las figuras de la música que murieron teniendo 27 años y cuyos casos estuvieron relacionados con el abuso de alcohol y drogas, aunque no a todos se les ha catalogado como suicidio.

En la lista sobresalen los nombres de Robert Johnson, Brian Jones, Jimi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison, Kurt Cobain, Amy Winehouse y Kim Jonghyun.

Jimi Hendrix aspiró su propio vómito tras ingerir barbitúricos.

Jimi Hendrix, considerado uno de los guitarristas más influyentes de la historia del rock, perdió la vida el 18 de septiembre de 1970. Para determinar la causa de su muerte, le practicaron una autopsia y se concluyó que el músico aspiró su propio vómito, lo que le provocó una asfixia tras intoxicarse con barbitúricos. Ya antes había tenido desencuentros con bebidas alcohólicas y drogas.

“En su caso, tenía tendencia a actividad impulsiva y tenía problemas sociales, familiares y quizá económicos. Ingerir sustancias tóxicas es una manera de controlar las emociones negativas, pero se convierten en otro tipo de emoción negativa que llega a niveles fatales”.

Trascendió que Janis Joplin se inyectó heroína en exceso.

La cantante estadunidense Janis Joplin, conocida por su poderosa voz y la gran intensidad de su interpretación, murió el 4 de octubre de 1970 por una sobredosis de heroína y quizá bajo los efectos del alcohol.

Se ignora hasta el momento si ella tomó la determinación, si fue un accidente o provocado por alguien más, pues la droga que consumió era de pureza extrema y jamás se hallaron las jeringas que debió haber usado.

“En ocasiones, la depresión puede ser hereditaria y si la persona consume alcohol o drogas, es un riesgo al momento de canalizar sus emociones”, comentó.

Sobredosis de heroína mató a Jim Morrison.

Aunque todavía se discute la verdadera causa de su muerte, se dice que Jim Morrison dejó de existir también por una sobredosis de heroína. Fue vocalista de la mítica banda de rock The Doors e icono rebelde de la cultura popular, por lo que también se le denomina “El Rey Lagarto”.

El 3 de julio de 1971, su novia Pamela Courson lo halló sin vida en la bañera de su casa ubicada en el barrio de Le Marais en París, Francia. En el acta de defunción se declaró que sufrió un paro cardíaco y cuando se especuló de la heroína, conocidos alegaron que no era adicto a ella, pues le tenía fobia a las agujas. Otras versiones apuntan a que pudo ser asesinado.

Kurt Cobain padecía depresión y nunca pudo sobrellevar la fama.

Durante los últimos años de su vida, el cantante y músico estadunidense Kurt Cobain luchó en contra de la depresión y su adicción a la heroína. También se le dificultaba sobrellevar la fama y su imagen pública, así como la relación con su esposa, la cantautora Courtney Love.

Siendo vocalista de la banda Nirvana se suicidó el 5 de abril de 1994 disparándose en la sien con una escopeta. “Por favor, Courtney, sigue adelante. Por Frances. Por su vida, que va a ser mucho más feliz sin mí. Los quiero, ¡los quiero!”, fue el mensaje que dejó en una carta.

“Fue un hombre que no tuvo control de su fama y tampoco del bien económico. Quizá nunca visualizó a futuro hasta dónde quería ser capaz de lograr sus metas”, indicó.

Amy Winehouse se intoxicó con tres botellas de vodka.

Destacó como cantante y compositora que viajaba libremente entre el jazz, R&B, soul y ska, pero el 23 de julio de 2011 Amy Winehouse se intoxicó al consumir tres botellas de vodka que la condujeron a la muerte estando en su apartamento de Londres. El forense halló 416 mg de alcohol por decilitro de sangre siendo que 350 mg/dl ya es una cifra de nivel fatal.

La estrella británica destacó por poseer un registro vocal acústicamente poderoso y capaz de expresar de manera profunda sus emociones. De acuerdo con su padre, ella estaba en tratamiento de abstinencia de alcohol: “Todo lo que Amy hizo, lo hizo en exceso. Bebió en exceso y también se desintoxicó en exceso”.

Marilyn Monroe fue hallada muerta en su cama.

Aunque se dice que fue suicidio, la muerte de la actriz estadunidense Marilyn Monroe, ocurrida el 5 de agosto de 1962, no ha sido aclarada por falta de pruebas. Al icono pop y símbolo sexual se le halló muerta en su cama y con exceso de barbitúricos en el estómago.

Sin embargo, no coincidieron los testimonios de los dos médicos que la revisaron y el ama de llaves. El lugar de los hechos fue alterado, pues se cambiaron las sábanas y el cuerpo había sido manipulado. La policía tampoco encontró jarra o vaso del que la rubia hubiera bebido para ingerir las pastillas.

El actor Robin Williams se ahorcó con un cinturón.

Hace cinco años una noticia conmocionó al mundo del cine. El afamado actor estadunidense Robin Williams, ganador del premio Oscar en 1998 por su desempeño en la película “Good will hunting”, había muerto por asfixia. Él mismo se ahorcó atando un cinturón a su cuello y enganchándolo a un armario de su casa.

Tres días después, el 14 de agosto de 2014, su esposa Susan Schneider reveló que el protagonista de filmes como “La sociedad de los poetas muertos” y “Patch Adams” padecía demencia por cuerpos de Lewy, enfermedad neurodegenerativa. Sus cenizas fueron esparcidas en la bahía de San Francisco.

“La enfermedad que padecía Robin nos habla del pensamiento memoria y movimiento, deteriorando las emociones y acumulando alucinaciones. Este tipo de situaciones debe tratarlas un psicoterapeuta especialista en neuropsicología”, concluyó. (Claudia Pacheco Ocampo / Notimex)