*El Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad (Conadis) dio a conocer algunas de las características de este síndrome.


Otro País Noticias, Ciudad de México, 21 de marzo de 2018 (Notimex).- Las personas que viven con Síndrome de Down pueden hacer importantes contribuciones en los ámbitos escolar, laboral y en su comunidad, pero las actitudes negativas hacia ellas les impiden llevarlas a cabo.

En el marco del Día Mundial del Síndrome de Down, el Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad (Conadis) dio a conocer algunas de las características de este síndrome.

En un comunicado detalló que este síndrome consiste en la existencia de un cromosoma extra en el par número 21 del ADN, una combinación cromosómica natural que desde siempre ha formado parte de la condición humana.

Además, existe en prácticamente todo el mundo y sus efectos impactan en la manera de aprender de estas personas, así como en algunos rasgos físicos o de salud; a su vez, dijo que desde 2011, la Asamblea General de las Organización de las Naciones Unidas estableció que cada 21 de marzo sea el Día Mundial del Síndrome de Down.

Ello, dijo, con el objetivo de generar consciencia sobre este síndrome y puntualizar en las capacidades de estas personas y la manera en la que pueden hacer diversas aportaciones a los lugares en los que viven, así como para eliminar los prejuicios y crear un ambiente de respeto e inclusión para estas personas.

En ese sentido, el Consejo precisó que para este año implementará la campaña “Lo que traigo a mi comunidad”, cuya finalidad principal es visibilizar las contribuciones que pueden hacer estas personas a los lugares en los que viven.

“Las personas con Síndrome de Down pueden y aportan mucho a la comunidad, donde sea que vivan en el mundo, cuando se les da la oportunidad, pero a muchos se les impide hacer contribuciones significativas”, subrayó el Conadis.

En ese sentido, detalló que estas personas pueden hacer importantes aportaciones a diversos ámbitos de la vida escolar, laboral, vida pública, política, cultura y medios de comunicación, por mencionar solo algunos rubros, por lo que es importante eliminar las actitudes negativas hacia ellas.

Además, mencionó la importancia de empoderar a estas personas y a quienes los apoyan para que de esta manera sean capaces de abogar por sus derechos y por las oportunidades de hacer aportaciones significativas.