*Se tendrá un padrón de proveedores integrado por empresas que están al tanto de sus obligaciones fiscales

 Otro País Noticias, Ciudad de México, 14 de febrero de 2018 (Notimex).- Casi 90 por ciento de las empresas que integraban el padrón de proveedores del Instituto Nacional Electoral (INE) no podrán prestar servicios a partidos políticos en el proceso comicial en curso debido a incumplimiento a sus obligaciones fiscales.

El consejero presidente del organismo, Lorenzo Córdova, detalló en entrevista que eso “quiere decir que tendremos un padrón de proveedores integrado por empresas que están al tanto de sus obligaciones fiscales”.

Adelantó que la Unidad de Fiscalización está construyendo modelos de riesgo, es decir, identificar cómo operan las empresas de fachada, como por ejemplo la que operó en el caso Asismex, que fue conocido por el Consejo General.

Explicó que esa empresa, que pagó 18.4 millones de pesos mediante tarjetas a representantes de partidos políticos en los comicios de 2012, “evidenció un modelo de financiamiento indebido que puede constituir un patrón de comportamiento”.

Por ello, apuntó que el INE avanza en la inteligencia financiera para pasar de una fiscalización 1.0 como se venía realizando centrada en la dimensión contable y compulsa de información a una 2.0 que además contiene modelos de riesgo.

“Vamos no solamente a una elección que queremos sea muy informada, sino también queremos que ésta sea la elección en la que el principio de rendición de cuentas se actúe de la manera más amplia posible”, expuso.

Córdova Vianello recordó que el mes pasado el Grupo Acción Financiera Internacional presentó un informe que señala que en México, de 2013 a 2016, pasamos de aproximadamente mil empresas llamadas fachada o fantasma, a más de 12 mil 300.

De ahí la importancia que el INE da a centrar la fiscalización de las campañas en 2018, no sólo en la dimensión contable, sino también en un uso intensivo de los mecanismos de inteligencia financiera; es decir, de la construcción de modelos de riesgo.

Antes, Córdova Vianello se reunió con representantes de organizaciones sociales, a quienes les dijo que se está generando una gran cantidad de información en materia de fiscalización.

Consideró necesario que esa información se explote, utilice y genere contextos de exigencia de la sociedad.

El INE, explicó Lorenzo Córdova, se ha acercado a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para agilizar el envío de información financiera sobre la detección de actividades riesgosas que descubren los bancos, a fin de que pueda actuar con mayor celeridad.

Los llamó también a acompañar y crear un contexto de exigencia a las autoridades electorales y partidos políticos para hacer frente al desafío de organizar el proceso electoral más grande y complejo de la historia del país.

“Aunque entendemos que ese acompañamiento no puede ni debe ser condescendencia o complicidad. Necesitamos la voz crítica de ustedes”, pidió.

Es preciso, enfatizó, que las organizaciones civiles acompañen al INE en la denuncia de actividades irregulares, las cuales representan un gran riesgo en el proceso electoral que está viviendo el país.

Al encuentro acudieron Mariclaire Acosta y Jacqueline Peschard, presidenta y ex titular del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), respectivamente.

También el director general del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), Juan Pardinas; la presidenta Ejecutiva de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, María Amparo Casar y la coordinadora de la Red por la Rendición de Cuentas, Lourdes Morales, entre otros.