*Al legalizar en este país el consumo recreativo del cannabis, está abierto un jugoso negocio que ronda los 5 millones de consumidores que en 2017 gastaron 4.4 mil mdd en la yerba.

Por Isabel Inclán. Corresponsal

Otro País Noticias, Ottawa, 26 Sep (Notimex).- La legalización en Canadá del consumo recreativo de marihuana a partir del 17 de octubre, con un mercado de 5 millones de consumidores, ha despertado el interés del sector privado por participar de las ganancias de este apetitoso y alucinante mercado.

En 2017 cerca de 4.9 millones de canadienses gastaron 5.7 mil millones de dólares canadienses (4.4 mil mdd estadunidenses) en consumo de marihuana para uso médico o recreativo, lo que equivale a unos mil 200 dólares (18 mil pesos) por cada consumidor.

En ese mismo año, los canadienses consumieron más de 20 gramos de marihuana por persona. Se espera que el precio por gramo de cannabis legal oscile entre 6.74 y 8.98 dólares, según la provincia. En el mercado ilegal se consigue un gramo de esta hierba en 8.24 dólares, según recientes estudios.

Además de incrementarse los dispensarios del cannabis, se prevé que con la histórica legislación algunas granjas que cultivan jitomates o flores, así como cerveceras o productoras de vino, cambien de “giro” para ofrecer al consumidor un cannabis “fresco” y bebidas con infusión de esta hierba alucinante.

La compañía estadunidense Constellation Brands Inc, que produce cervezas y vino, invertirá cinco mil millones de dólares en la empresa canadiense productora de marihuana Canopy Growth Corp.

Los productores de bebidas alcohólicas prevén que la “atracción” por fumar marihuana libremente podría hacer que decaigan las ventas de estas bebidas, por lo que prefieren sumarse a esta nueva industria “verde”.

La empresa Lagunitas, subsidiaria de Heineken, informó que está desarrollando su propia bebida con infusión de THC, el ingrediente psicoactivo del cannabis.

Asimismo empresas farmacéuticas están estableciendo joint ventures con productoras de cannabis para desarrollar nuevas marcas de productos que contengan el ingrediente THC.

Sin importar las dificultades que enfrentarán quieres laboren en tiendas que producen o comercian marihuana –como no poder viajar a Estados Unidos—los empresarios le están apostando todo a este nuevo mercado.

Según cifras del gobierno, diariamente el crimen organizado en Canadá se embolsa 20 millones de dólares en el mercado ilegal de marihuana.

La venta de cannabis tendrá un impuesto especial de un dólar por gramo o de 10 por ciento del precio de venta, lo que sea mayor. De estas ganancias las provincias se quedarán con 75 por ciento y el gobierno federal con 25 por ciento.

Según recientes reportes, los canadienses consumirán 734 toneladas métricas de marihuana de aquí al año 2021, lo cual podría generar unos 618 millones de dólares en ingresos fiscales.

Aunque otro reporte del banco CIBC estima que las ventas legales del cannabis alcanzarán los 6.5 mil millones de dólares para el año 2020.

La marihuana se consumiría mediante cigarrillos, pero también en bebidas con infusión de cannabis, cremas, aceites, galletas o píldoras para dormir.

Alrededor de esta “cultura comercial del cannabis” existen tiendas establecidas que venden todo tipo de accesorios para consumir productos alucinantes, como pipas, papeles y quemadores.

La tienda Friendly Strager, ubicada en el centro de Toronto y con 27 años de existencia, se define como una tienda de “cultura del cannabis” y adelantó que una vez que el gobierno de Ontario dé luz verde a la venta a través de estas tiendas privadas, venderán el producto.

Cada provincia está determinando la forma en que venderá la marihuana. En unas, como en Quebec, será a través de las tiendas que venden sólo alcohol (SAQ). En otras, como en Ontario, será al principio sólo por un sitio de internet (Ontario Cannabis Store), pero en abril permitirá las ventas privadas.

En tanto, el sector privado ya está preparado para entrar a la industria del “canna-preneur”.

La empresa The Green Organic Dutchman Holdings Ltd, que posee una de las 90 licencias en el país para producir marihuana para tratamiento médico, planea extender su producción a 116 mil kilogramos de cannabis para 2022.

La quebequense The Hydropothecary Corp, que abastecerá a las tiendas autorizadas en esta provincia francófona –donde se prohibirá el cultivo doméstico— planea incrementar su producción para vender 200 mil kilogramos de marihuana para consumo recreativo en los próximos cinco años y espera ganancias de mil millones de dólares.

La empresa con sede en Gatineau –frontera con Ottawa—produce actualmente cuatro mil kilogramos de cannabis al año, pero irá incrementando su producción para llegar a 108 mil kilogramos en diciembre, según informó su director ejecutivo Sébastien St-Louis.

La SAQ ya ha firmado convenios de abasto con otras cinco productoras de marihuana para alcanzar un abasto total de 56 mil kilogramos en el primer año de su legalización.

Quebec busca convertir 30 por ciento de las ventas ilegales en legales en el primer año, 45 por ciento en el segundo año y 55 por ciento en el tercero.

“Nuestro pedido por SAQ de 20 mil kilogramos de cannabis en el primer año está garantizado”, aseguró St-Louis, quien espera vender a SAQ 35 mil kilogramos de la hierba en el segundo año y 45 mil kilogramos en el tercero.

El gran movimiento comercial que implicará la histórica legalización del cannabis en Canadá se refleja en el comportamiento en la Bolsa de Valores de Toronto (TSX) de las principales productoras de marihuana, como Canopy Growth Corp, Aurora Cannabis Inc y Tilray Inc.

Esta última, listada en la Bolsa de Valores estadunidense, vio crecer 38.1 por ciento sus acciones, que subieron a 300 dólares, un mes antes de la esperada legalización.

En ese mismo tiempo las acciones de Aurora Cannabis subieron 17 por ciento luego de que BNN Bloomberg reportó que la empresa estaba en pláticas con Coca Cola para desarrollar una bebida con infusión de marihuana.

Algunas granjas canadienses, sobre todo de Ontario, ya han incorporado el cultivo de marihuana a su producción, por ahora para el abastecimiento del tratamiento médico, pero a partir del 17 de octubre para el consumo recreacional.

En muchas granjas canadienses laboran temporal y legalmente trabajadores agrícolas mexicanos. Al cierre de 2017 vinieron 25 mil 263 jornaleros. Se desconoce si algunos de ellos trabajen ya en granjas que cultivan marihuana.

Fidel Guzmán Martínez, quien labora en la granja de uvas Arterra Wines Canada, en la zona de Niágara, dijo a Notimex que algunas granjas de flores, como Westland Greenhouse (Jordan), cerca de St Catharines, y Garden City Growers, en Niágara on the Lake, ya comenzaron a cultivar marihuana.

La legalización del consumo recreativo de la marihuana ya desató la carrera de pequeñas, medianas y grandes empresas por entrar a este apetitoso mercado que moverá millones de dólares.