*El año pasado hubo 2 mil 273 ejecuciones, y el anterior 2 mil 280, informó el gobernador Héctor Astudillo Flores

 Otro País Noticias, Chilpancingo, Gro., 2 de enero de 2018 (Quadratín Guerrero).- El gobernador Héctor Astudillo Flores dijo que dar resultados en las investigaciones de los asesinatos de actores políticos “cortaría el paso a todas esas acciones”, y consideró que se deben llevar a cabo estrategias no sólo a nivel estatal sino de manera conjunta con otras entidades que padecen de violencia.

Este martes el gobernador ofreció un mensaje a medios en el que destacó que durante las primeras 24 horas de 2018 no se han registrados asesinatos dolosos en Guerrero.

También habló de los índices de ocupación hotelera que han rebasado las expectativas en cuatro o cinco por ciento en comparación con el año anterior.

Asimismo, el gobernador dio un balance de las cifras de homicidios dolosos que, destacó, fueron siete menos que en 2016.

Detalló que durante 2017 se registraron 2 mil 273 homicidios, siete menos que en 2016, cuando se registraron 2 mil 280.

Informó que a la fecha, el 2012 continúa como el año con mayores homicidios con 2 mil 310. Dijo que no se trata de cifras alentadoras pero que a pesar de que 2017 fue un año complicado no se rebasó el año anterior.

Respecto a los asesinatos políticos, el gobernador informó que es un tema que ya se ha tocado en la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), porque no sólo han ocurrido en Guerrero.

Dijo que se buscan las acciones para evitar que presidentes municipales en funciones u otros representantes populares estén en peligro de ser agredidos para cancelar su participación en el proceso electoral.

Informó que la noche del 18 de diciembre, cuando fue recibido por el presidente Enrique Peña Nieto, platicaron de esa situación.

Dijo que son asesinatos que complican el ambiente, no sólo político sino también el social, “porque mientras son peras o son manzanas todo se enfoca como si fuera tema de carácter electoral, pero antes de hacer afirmaciones sigo insistiendo en que las investigaciones deben dar resultados”.

Más tarde, en un recorrido al nuevo Hospital General de Acapulco, insistió en promover una serie de acciones para “cuidar mucho a la gente que vaya a participar en cuestiones electorales”, y consideró que nadie, ningún partido, está exento de un hecho de violencia que, insistió, es una circunstancia nacional.

“Todos los partidos deben de tener su parte, el gobierno más, pero también ellos, hay que cuidar mucho cada uno de los pasos que se van a recorrer en la ruta a buscar el 1 de julio”, agregó en referencia a los procesos de selección de candidatos.

También en el puerto habló de la demanda de los dirigentes del PRD, MC y PAN para que renuncie el fiscal Xavier Olea Peláez, insistió en que se tienen que investigar todos los crímenes y confió en que “pronto se esté informando” de los resultados.

Sobre declaraciones del obispo de la diócesis de Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, quien considero que en 2018 las cosas se van a caldear demasiado por tratarse de un año electoral, el gobernador atajó que por lo pronto ha arrancado bien el año y pidió al obispo que “está bien que haga esos análisis y ojalá también nos ayude para encontrar las cosas positivas a esta tierra”.