• Entre el 90 y 95 por ciento del territorio nacional, aproximadamente, está deforestado y México ocupa uno de los primeros sitios entre las naciones con mayores índices de deforestación en el mundo, junto con Haití y El Salvador

Otro País Noticias, Morelia, Mich., Virgilio Ortiz, Quadratín Guerrero, 04 de agosto.- En los últimos 42 años, de acuerdo con la organización Greenpeace, el desmedido crecimiento de las plantaciones de aguacate en la Meseta Purépecha aumentaron  650 por ciento y, en contraste, el Centro de Estudios Sobre Opinión Pública de la Cámara de Diputados, a través del estudio Deforestación en México, retoma una serie de datos sobre esa problemática y trata como alarmante el caso de Michoacán.

El estudio detalla que aproximadamente entre el 90 y 95 por ciento del territorio nacional está deforestado y que México ocupa uno de los primeros sitios entre las naciones con mayores índices de deforestación en el mundo, junto con Haití y El Salvador; pero también el problema de la reforestación es cuestionado y uno de los programas con más observaciones fue el Proárbol, ya que una revisión de organizaciones no gubernamentales a dicho proyecto, evidenció que en varios estados, a menos de 10 meses de haber sido plantados, el 26 por ciento de los árboles plantados estaba en malas condiciones; es decir, marchito o enfermo, debido a que no se habían empleado especies nativas de esas entidades y que las plantas ya estaban en malas condiciones al momento de la reforestación, además de que no se plantaron en los periodos adecuados para su supervivencia y de que en la mayoría de las ocasiones no se hicieron trabajos previos de preparación de suelos.

De manera específica, de 56 mil árboles de eucalipto plantados en el marco de dicho programa en Aguascalientes, ninguno de los árboles había sobrevivido y en Guanajuato, de 66 mil árboles de pino plantados en la entidad, 90 por ciento estaban muertos, 9.8 por ciento marchitos o enfermos y sanos sólo 0.2 por ciento.